miércoles, 14 de noviembre de 2018

ISO 27001: TÉRMINOS Y CONDICIONES DE SEGURIDAD PARA LOS TRABAJADORES


Una forma de garantizar que las personas conozcan todos los roles y las responsabilidades en una empresa será definidas de forma clara en las políticas y los procedimientos. 

Pero esta solución tiene una limitación, solo cubre a las personas que trabajan en la organización o tienen acceso a la información.


Cuando la empresa selecciona a los candidatos adecuados, es importante que se garantice que la información se encontrará adecuadamente protegida incluso en las primeras etapas. ¿Cómo se puede conseguir esto cuando un candidato aún no ha tenido acceso a las políticas y procedimientos de la empresa? Durante el post de hoy queremos establecer una serie de términos y condiciones de seguridad para los trabajadores según la norma ISO 27001.

Cómo hacer que los términos y condiciones de seguridad sean importantes

Los términos y condiciones de trabajo son las reglas generales por las que los jefes y los trabajadores o el personal contratado que trabajan en nombre de la empresa acuerdan para realizar el trabajo. De forma norma se presentan durante el proceso de pre empleo en documentos como los términos y condiciones de empleo, contrato de trabajo, etc.

Los documentos cumplen con una gran lista de elementos como el tiempo de trabajo, la remuneración y las condiciones del lugar de trabajo. Sin embargo, con la creciente preocupación sobre el impacto potencial de la pérdida o divulgación no autorizada, o la alteración de la información, las empresas deberán comenzar a incluir elementos de protección de información de diferentes acuerdos.

En diferentes situaciones los términos y condiciones de empleo son requisitos legales para el establecimiento de una relación de trabajo, incluyendo términos y condiciones de seguridad que se encuentran relacionados con la confidencialidad, protección de datos, ética, utilización apropiada de los equipos e instalaciones de la empresa y el uso de las mejores prácticas, una empresa puede mejorar su protección o soporte en caso de que se realicen acciones legales que involucren incidentes de seguridad de la información.

Contratos de trabajo contractuales según ISO 27001

La norma de gestión, ISO 27001 no nos dice que debe incluir en términos de seguridad y condiciones de empleo, solo qué objetivos tienen que conseguirse, mediante el control de los términos y condiciones de empleo. Es necesario que se declare de manera formal a los empleados, contratistas, y a las empresas las mismas responsabilidades para la seguridad de la información.

Es necesario que se cumpla con dicho objetivo, las empresas tienen tres alternativas:
  • Se incluye el contenido completo de todas las políticas de seguridad de la información según el acuerdo. Si bien dicha opción facilita la cobertura ideal para presentar el comportamiento esperado hacía la seguridad de la información en una etapa temprana de empleo, esto puede hacer que el documento sea confuso, ilegible o ineficaz en la práctica.
  • Incluir versiones resumidas de todas las políticas de seguridad de la información. Los documentos cortos son mucho más legibles, pero si se resumen mucho, los elementos más importantes pueden quedar fuera y no se conocidos hasta que la persona tenga contacto con las políticas completas, proporcionando una sensación de seguridad falta para las partes interesadas.
  • Incluir una parte de contenido completo y parte de las versiones resumidas de las políticas de seguridad de la información mucho más relevantes. Este enfoque representa la relación más rentable en relación con la preservación de la seguridad y el uso práctico, y se puede conseguir resumiendo sólo las políticas que se califican como menos riesgosas según los resultados objetivos de una evaluación de riesgos. Debe mantener el contenido completo de las políticas que cubren todos los riesgos de áreas.

Aspectos de las políticas de seguridad de la información

A la hora de trabajar con versiones resumidas para las alternativas “b” o “c”, es necesario que se vean las recomendaciones que ofrece la norma ISO 27002, siendo un estándar de soporte para la implantación de ISO 27001 en los controles del Anexo A. La norma ISO 27002 recomienda que los aspectos incluyan:
  • Condiciones para conseguir el acceso a la información sensible, y que estas condiciones deben cumplirse antes de que el personal nuevo pueda acceder a las instalaciones y a la información.
  • Derechos y responsabilidades de todas las partes involucradas con respecto a los requisitos legales, tales como los requisitos para la protección de la información protegida o privado pajo el GDPR de la Unión Europea.
  • Responsabilidades con respecto a la clasificación y el manejo de todos los activos que se relacionan con la información, ya sea propiedad de la empresa o recibida de terceros.
  • Las acciones que se deben tomar si las partes involucradas violan los requisitos de seguridad.
Es muy importante tener en cuenta que los términos y condiciones de seguridad deberán continuar, durante un periodo que sea definido una vez finalice la relación laboral.


Tomado de: https://www.pmg-ssi.com

martes, 13 de noviembre de 2018

CÓMO INTEGRAR ISO 45001 CON ISO 9001 E ISO 14001

La publicación de nuevas versiones de normas ISO plantea grandes desafíos para las organizaciones. Integrar ISO 45001 con ISO 9001 e ISO 14001 no solo facilita la gestión de los diferentes sistemas de gestión, sino que para muchas organizaciones se convierte en una necesidad para optimizar recursos y el funcionamiento de los propios sistemas.

Pero, ¿Cómo integrar ISO 45001 con ISO 9001 e ISO 14001 con éxito? ¿Qué beneficios aporta a la organización? ¿Cuáles son los desafíos que se enfrentan? Esto, y todo lo relacionado con la integración de los Sistemas de Gestión de la Calidad, Salud y Seguridad en el trabajo y Medio Ambiente será nuestro tema de hoy.

Integrar ISO 45001 con ISO 9001 e ISO 14001 – ¿Qué es un Sistema de Gestión Integrada y cómo ayuda a la organización?

Al integrar ISO 45001 con ISO 9001 e ISO 14001, las organizaciones buscan implementar en un solo sistema la gestión de la calidad, la seguridad y salud en el trabajo y medio ambiente. Los tres sistemas, operando juntos, hacen que la organización optimice:
  • La calidad del producto o servicio.
  • La satisfacción del cliente.
  • El deshecho de residuos que tengan impacto sobre el medio ambiente.
  • La eficiencia de sus procesos.
  • La salud y la seguridad de los trabajadores.
Las ventajas de integrar ISO 45001 con ISO 9001 e ISO 14001

Las organizaciones necesitan obtener beneficios que justifiquen el esfuerzo y los recursos invertidos para la integración de sistemas de gestión.

Conozcamos algunos de los más importantes beneficios de integrar ISO 45001 con ISO 9001 e ISO 14001:
  • Disminución de accidentes de trabajo.
  • Reducción de los impactos ambientales.
  • Ahorro de insumos y recursos.
  • Aumento de la calidad de productos y servicios.
  • Reducción de fallas en los procesos productivos y administrativos.
  • Estandarización y consistencia de los procesos.
  • Mayor control sobre la información de la organización.
  • Optimización de la planificación.
¿Cómo integrar ISO 45001 con ISO 9001 e ISO 14001?

Las normas de reciente publicación de ISO incorporan dos elementos comunes: estructura de Alto Nivel y Anexo SL. Estos dos elementos han sido dispuestos para facilitar la integración.

Tanto ISO 45001 publicada en este año 2018, como ISO 14001 e ISO 9001 actualizadas en el año 2015, incorporan la estructura de Alto Nivel diseñada específicamente para facilitar la integración de los tres sistemas de gestión.

Lo primero es entonces, identificar los requisitos comunes a las tres normas, muchos de ellos relacionados con la documentación, y separar aquellos específicos que requieran un tratamiento único para cada norma.

El siguiente paso es establecer la conformidad de los requisitos de las tres normas, realizar el análisis GAP para establecer brechas de cumplimiento y determinar las necesidades de capacitación y adaptación de la organización para el éxito del proyecto.

Tomado de: https://www.escuelaeuropeaexcelencia.com

viernes, 9 de noviembre de 2018

INCREMENTO DEL PESO DE LAS NORMAS ISO EN LAS EMPRESAS

Los distintos sistemas de gestión ocupan un puesto cada vez más relevante en el futuro de las empresas como se observa con la cifra de 1.644.357 certificados en todo el mundo.

Como en años anteriores, desde la Organización Internacional de Estandarización se ha publicado el informe ISO Survey con los datos de los certificados de los distintos sistemas de gestión existentes en todo el mundo.

A diferencia del aumento del 3% de certificados del año 2015, los datos reflejan un aumento nada despreciable de un 8% en el año 2016, alcanzado la cifra global de 1.644.357 certificados  distribuidos en los distintos sistemas de gestión implantados en países de todo el mundo.

Además, el informe refleja un importante incremento de Normas como la ISO 50001 o la ISO 20000-1, así como la incorporación por primera vez de datos de varias normas que van cogiendo fuerza y que ocuparán un lugar relevante en los siguientes informes.

La Norma ISO 50001 e ISO 20000-1 como grandes protagonistas.
Desde los datos del Informe ISO Survey del año anterior, se ha producido un incremento global de un 8% en el número de las certificaciones a nivel mundial.
Los datos recogidos en el informe ISO Survey 2016 reflejan grandes aumentos en certificados del sistema de gestión de eficiencia energética según la Norma ISO 50001 con 20.216 certificados en comparación con los 11.985 recogidos en el 2015, es decir, un incremento del 69%.

De esta forma se refleja en número y porcentajes el mayor peso  y la incorporación  de la gestión energética eficaz como una decisión estratégica clave para el futuro crecimiento de las empresas, modificando su ADN y marcando todas sus decisiones futuras en todos los ámbitos de la organización.

No podemos olvidar que la Norma ISO 50001 se encuentra en proceso de revisión, por lo que es de esperar que la importancia de este sistema de gestión crezca en años futuros gracias a una mayor adaptación a las necesidades de las empresas en este ámbito. Puedes consultar más información sobre el proceso de transición en los artículos:
  • la Norma ISO 50001 bajo revisión
  • la ISO 50001 evoluciona hacia el futuro.

Por otra parte, destaca la Norma ISO 20000-1, Tecnología de la Información. Gestión del Servicio. Parte 1:Requisitos del Sistema de Gestión de Servicio (SGS), que aparecía por primera vez en el año 2015 con 2.778 y que en el año 2016 sufre un aumento del 63% con 4.537 certificados en todo el mundo.

Dos normas con datos de dos versiones: ISO 9001 e ISO 14001.

Las Normas ISO 9001 e ISO 14001 están en pleno proceso de transición siendo el año 2018 los últimos meses para que las distintas organizaciones realicen los pasos de adaptación a los nuevos requisitos y cambios introducidos en las nuevas versiones. Por esta razón, el informe refleja datos de ambas versiones, que representan un aumento de un 7% y un 8% respectivamente.

De esta forma, el cómputo de certificados de las dos versiones de la Norma ISO 9001 es de 1.106.356, mostrando un claro incremento en relación con los 1.034.180  del año 2015.

El Sistema de Gestión Ambiental según la Norma ISO 14001 reflejo 319.496 certificados en el informe del año 2015, y en el año 2016 refleja la tendencia ascendente alcanzando la cifra de 346.189 empresas que cuentan con este sistema de gestión.


Dos sistemas de gestión con mayor peso y uno estancado.

Los datos del sistema de gestión de seguridad de la información según la Norma ISO 27001 alcanzan los 33.290 certificados con un aumento del 21% en relación con los datos del 2015 de 27.536. De esta forma, se observa una mayor preocupación por la gestión eficaz de la información de que dispone la empresa como uno de sus activos más importantes y vulnerables a los numerosos y cada vez más frecuentes riesgos que cada día aparecen, así como al mayor uso de los sistemas de información empleados en sectores empresariales como privados.

La Norma ISO 22301, Sistema de Gestión de la Continuidad del Negocio, tiene cada vez mayor relevancia con 3.853 certificados en todo el mundo, reflejando un aumento del 23%  en relación con los datos incluidos en el informe ISO Survey del 2015 fijado en 3.133 empresas que contaban con este sistema.

Un caso distinto es el caso de la Norma ISO 22000, Sistema de Gestión de la Inocuidad Alimentaria, que se estanca no reflejando un aumento o disminución relevante con 32.139 certificados. Al encontrarse en proceso de revisión habrá que esperar a que vea la luz la nueva versión para observar si esta tendencia cambia o se mantiene como hasta ahora, sin embargo ya podemos conocer algunas de las novedades que va a introducir la nueva versión y que puedes consultar en el artículo Claves de la futura Norma ISO 22000.

Por último, nuevas incorporaciones.

En el informe ISO Survey hay dos incorporaciones nuevas que se espera que ocupen puestos relevantes en el futuro. Por una parte, la Norma ISO 28000 en encuentra presente en 356 empresas de todo el mundo, una cifra no muy amplia si la comparamos con otros sistemas de gestión pero que podría indicar que este es el inicio de la tendencia ascendente en futuros años.

Y por último, la Norma ISO 39001, Sistema de Gestión de la Seguridad Vial, se centra en el objetivo de reducir y, si es posible, eliminar la incidencia y el riesgo de sufrir lesiones graves y hasta la muerte en accidentes de tráfico producidos durante la jornada laboral o in itinere, convirtiéndose en una herramienta clave para el futuro con la que ya cuenta 478 empresas en todo el mundo pero que en años venideros tendrá cada vez más relevancia.

Tomado de: https://www.sbqconsultores.es

LOS 10 ERRORES MÁS IMPORTANTES EN LA GESTIÓN DE UN SISTEMA ISO 9001

La gestión de un sistema ISO 9001 no es una tarea sencilla. Una de las razones para que ello sea así, es que no todos en la organización entienden lo que es un Sistema de Gestión de la Calidad. 

Algunos empleados, sin embargo, aunque se encuentran comprometidos con el proyecto, no han pasado por programas de formación y capacitación adecuados, y por ello, comenten errores que impactan la efectividad del SGC.

Estos y otros factores contribuyen a que la gestión de un sistema ISO 9001 esté plagada de errores. Pensando en ello, y en la importancia de conocer estas fallas con antelación o durante la implementación de un sistema de gestión de la calidad, hoy presentamos las 10 fallas más comunes que afectan el éxito de este tipo de proyectos.

10 errores comunes en la gestión de un sistema ISO 9001

¿Por qué la gestión de un sistema ISO 9001 forma parte del día a día en una organización y cuesta tanto hacer que funcione en otra? Hemos llegado a un consenso que nos permite determinar que estos son los 10 errores más comunes en la gestión de la calidad:

Copiar procedimientos de otras organizaciones

Todos los procedimientos en gestión de la calidad deben ser cuidadosamente planificados. De no ser así, pueden surgir errores en el producto o servicio que llega al consumidor final, lo que se traduce en pérdida de clientes y competitividad.

Algunos gerentes de la calidad, para evitar estos inconvenientes, se ven seducidos por la tentación de copiar en sus organizaciones los procesos de otras empresas, en particular aquellos que han sido exitosos y que pertenecen a organizaciones certificadas desde hace un buen tiempo.

Este es un gran error en la gestión de un sistema ISO 9001. Cada gestor de la calidad debe acompañar a su propia organización, a partir de sus observaciones, crear sus propios procesos de gestión y, sobre todo, tener en cuenta los siguientes factores propios de su empresa:
  • Metas y objetivos de calidad.
  • Contexto interno de la organización y en el cual se desenvuelve.
  • Cultura de la organización.
  • Realidad de los equipos y recursos de su organización.
Dejar de documentar no conformidades

La gestión de un sistema ISO 9001, necesariamente requerirá resolver no conformidades. Estas forman parte del proceso y contribuyen a la mejora continua del sistema. Sin embargo, algunos empleados piensan que se trata de exponer un punto negativo y que esto no debe ser documentado. Por el contrario, la documentación de las no conformidades es extremadamente valiosa. Gracias a ella:
  • Garantizamos el registro de un historial de evolución.
  • Evitamos la perdida de información valiosa que contribuye a la resolución de problemas.
  • Hacemos posible el análisis de fallas para evitar la recurrencia, y a la vez podemos identificar causas.
Utilizar métricas de manera irregular

No hacer mediciones, o utilizar herramientas de medición equivocadas genera pérdida de potencial competitivo en el mercado. Los ejecutivos de las grandes organizaciones utilizan estos datos en las reuniones y discusiones para fundamentar sus argumentaciones y tomar decisiones.

Para utilizar este potencial, el profesional de la calidad debe poner a funcionar el famoso Ciclo PHVA, y, en la parte de Check – verificar -, utilizar las métricas adecuadas, con base en información consistente y confiable, asegurando la implementación de acciones correctivas – Act/Actuar -, para garantizar la mejora continua del sistema.

Falta de compromiso de la Alta Dirección

Las organizaciones, aunque participativas, siempre serán jerárquicas. Un Sistema de Gestión de la Calidad que no sea visto por parte de la Alta Dirección como parte esencial de la estrategia de negocios y, en consecuencia, no cuente con el apoyo y el compromiso requerido por ISO 9001, no tendrá éxito.

No capacitar a los empleados clave en el sistema

No conocer ISO 9001:2015 es un gran error si quien presenta este desconocimiento es un empleado clave para el sistema de calidad, como alguien que tiene la capacidad de tomar decisiones. La falta de capacitación y formación puede hacer que el proyecto tome un rumbo para nada satisfactorio.
En la gestión de un #SistemaISO9001 se cometen muchos errores recurrentes, que dificultan la tarea. Reseñamos los 10 más comunes.
Hacer que el sistema sea complicado

Si la organización debe hacer grandes esfuerzos por explicar, implementar y hacer que el sistema funcione, significa que es demasiado complejo, que requiere grandes dosis de trabajo, completar muchos formularios, documentar demasiados procedimientos, y que todo esto, no compensa el valor que el sistema agrega a la organización. El sistema debe mantenerse simple, práctico y centrado en los resultados y las mejoras, antes que en los formalismos y los documentos.

No conocer las necesidades y las expectativas de los clientes

El principal objetivo de ISO 9001 es obtener, mejorar o aumentar la satisfacción de los clientes. Si las organizaciones no toman el tiempo necesario para escucharlos, no podrán alcanzar ese objetivo.

No es preciso ni recomendable utilizar una encuesta larga y complicada. Con hacer las preguntas clave la organización tendrá suficiente información para determinar los cambios, planificar las acciones y diseñar los procesos para alcanzar los objetivos.

Apresurarse en el proceso de implementación

Construir un SGC basado en la norma ISO 9001, que sea robusto y sólido requiere mucho tiempo y trabajo. Tratar de implementar el sistema en poco tiempo, recortando tareas o evadiendo pasos, será contraproducente. Las organizaciones deben tomar el tiempo necesario para planificar, hacer, controlar y actuar, a fin de implementar un sistema que mejore sus productos, servicios y procesos.

No contar con un auditor interno experimentado

En muchos casos, los auditores internos carecen de la capacitación y la experiencia necesarias o, simplemente no existen. La auditoría interna es un área de estudio específica que requiere capacitación y formación. Es deber de la Alta Dirección, al asignar los recursos humanos, técnicos, físicos y financieros, contemplar los programas de capacitación que se requieran para formar auditores internos.

Dejar la responsabilidad del SGC en una sola persona

ISO 9001 debe ser el proyecto de toda la organización. Si los empleados, los mandos medios y la Alta Dirección no se apropian del proyecto y dejan toda la responsabilidad en mano de un solo gerente, el sistema nunca agregará valor a la organización, y las no conformidades estarán a la orden del día.

Tomado de: https://www.escuelaeuropeaexcelencia.com

jueves, 8 de noviembre de 2018

EL CONTEXTO Y LAS PARTES INTERESADAS EN ISO 45001


El contexto y las partes interesadas en ISO 45001 es una de las novedades relevantes que marcan este nuevo estándar de ISO de Seguridad y Salud en el Trabajo. 

Esto, sumado a la importancia que la norma concede al liderazgo, el pensamiento enfocado en la gestión de riesgos y la contribución efectiva de los trabajadores en el éxito del sistema, hacen que esta norma se convierta en una herramienta efectiva en la prevención de accidentes y problemas relacionados con la seguridad y salud laboral.


Sin embargo, el contexto y las partes interesadas en ISO 45001, no siempre es un concepto fácil de asimilar por parte de los encargados de la seguridad y la salud en el trabajo. Es por eso que, en nuestra entrada de hoy, hablaremos de este contexto y el papel que cumple en la nueva norma ISO 45001.


El contexto y las partes interesadas en ISO 45001

Para la nueva norma ISO 45001, poder comprender el contexto y la organización, es un tema de especial importancia para el éxito del SG-SST, sobre todo si establecemos un paralelo con respecto a OHSAS 18001. 

ISO 45001 conduce a la organización a pensar en todos los elementos, factores o incidentes que la pueden afectar de forma negativa o positiva, y que tengan impacto en el propósito de alcanzar los objetivos propuestos.

La organización debe poder identificar todo aquello que la rodea, y poder definir en qué forma impactan estos elementos, y si ese impacto es positivo o negativo en términos de seguridad y salud laboral.

Por supuesto, son varios los elementos que constituyen el contexto y las partes interesadas en ISO 45001. Veamos algunos de ellos:



Elementos internos en el contexto, según ISO 45001

Podemos destacar entre los elementos internos los siguientes:
  • La estructura de la organización.
  • La distribución y las responsabilidades dentro de la organización.
  • La forma en que fluye la información al interior de la organización.
  • La tecnología.
  • Los procesos relacionados con la toma de decisiones.
  • El personal, los mandos medios, y la Alta Dirección.
Los elementos internos, debido a su cercanía, y a la posibilidad que tiene la organización de actuar sobre ellos, pueden tener mayor impacto, pero también son susceptibles de ser modificados a voluntad con mayor eficiencia. No ocurre así con los factores externos que conforman el contexto de la organización. Conozcamos algunos de ellos:
Factores Externos que conforman el contexto de la organización
  • El mercado y los competidores.
  • El entorno económico, social y cultural.
  • Los proveedores.
  • Los avances tecnológicos.
  • Organismos gubernamentales reguladores.
  • Normativas y legislaciones.
El Contexto y las partes interesadas en ISO 45001 – ¿Cuáles son las expectativas de las partes interesadas?

Así como ISO 45001 concede gran importancia al contexto de la organización – tanto interno como externo -, también lo hace con las partes interesadas y sus expectativas. Ello supone que la organización efectúe un trabajo de comprensión y reflexión sobre quiénes son las partes interesadas en el Sistema y que esperan obtener de él.

Para que esto resulte en verdad efectivo, es importante ampliar el concepto de “parte interesada” a todas aquellas personas u organizaciones que pueden afectar o verse afectada por cualquier decisión o acción emprendida por la organización en el cumplimiento de su objeto social.

Ello incluye por supuesto a los trabajadores en primera línea. Pero también a los proveedores, contratistas, clientes, organizaciones o personas vecinas del sector, organismos gubernamentales, sindicatos, miembros de la Alta Dirección, socios, sucursales…

La lista puede ser aún más larga. Lo importante es entender que ISO 45001 nos exige identificar esas partes interesadas y conocer sus expectativas y sus necesidades con respecto a nuestro Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo.


Tomado de: https://www.escuelaeuropeaexcelencia.com

ISO 50001: ¿CÓMO UNA INSTITUCIÓN UNIVERSITARIA PUEDE SER ENERGÉTICAMENTE EFICIENTE?


El objetivo estándar ISO 50001 de Gestión de la Energía es proporcionar un uso eficiente de los distintos tipos de energía que utilizan las empresas.
La eficiencia energética es el descenso del consumo de energía con las siguientes condiciones:
  • Los sistemas energéticos tienen que ser los mismos.
  • Se debe proteger el medio ambiente.
  • Se tiene que garantizar el aprovisionamiento y fomentando una actuación persistente en su uso.
La norma ISO50001 se encuentra en varios sectores, siendo uno de ellos el universitario. Las causas de utilización de esta norma en las instituciones universitarias son la reducción de costos, la disminución de CO2 y la mayor preocupación de la mejora de eficiencia energética.

Hoy en día, son cada vez más las universidades que se dan cuenta de que al llevar a cabo sus actividades, estas tienen un impacto sobre el medio ambiente por la educación, la presión en la sociedad, la investigación o la mejora de sus infraestructuras.

El número de universidades preocupadas por la eficiencia energética aumenta tanto a nivel local, nacional como global.

La finalidad de la ISO-50001 en las organizaciones es la utilización que estas hacen de las diferentes clases de energía que existen y les proporciona un marco reconocido para enlazar sus actividades a la eficiencia energética.

Las ventajas de la implantación de la norma ISO 50001 en las universidades serían:
  • Promover unas actividades de gestión óptimas de energía.
  • Disminución de los gases CO2 debido a una mejor gestión de energía de los gases del efecto invernadero.
  • Impulsar la utilización de los recursos energéticos.
  • Aumento del empleo de los activos que existen con respecto al uso de energía de las empresas.
  • Servir de ayuda a las organizaciones en lo que se refiere en el uso de tecnologías emergentes enlazadas con la eficiencia energética.
Las instituciones universitarias pueden realizar una serie de medidas para alcanzar la eficiencia energética como pueden ser llevar a cabo un aislamiento térmico de su edificio u orientar las instalaciones de tal forma que se aprovechen más la luz solar en invierno entre otras. Además, se puede utilizan bombillas o lámparas de bajo consumo, sistemas de calefacción o de aire acondicionado eficiente.

Las universidades también, acreditan la ISO 50001 para aumentar su prestigio y hacer que la demanda de estudiantes se incremente, a parte de los beneficios ambientales que obtiene la sociedad. Esta norma requiere de una auditoria de eficiencia energética.


Tomado de: https://www.isotools.org

martes, 6 de noviembre de 2018

APLICACIÓN DEL MÉTODO DE LAS 5’S EN LAS EMPRESAS

El método de las 5's puede parecer sencillo y excesivamente lógico, pero se trata de la base sobre la que sustenta la mejora continua.

La técnica o método de las 5's comenzó a aplicarse en Japón y su denominación proviene de las cinco iniciales de los diferentes pasos de su implantación, es decir, seiri, seiton, seisou, seiketsu y shitsuke.

Su objetivo es ayudar a alcanzar un entorno de trabajo seguro, limpio y organizado que incida de forma positiva en el desarrollo de las diversas tareas, así como que colabore en la mejora de la eficiencia y en el aumento de la calidad de los productos y/o servicios.

Si nos acercamos de una forma superficial a esta técnica podemos llevarnos la falsa idea de que es insignificante y que su valor no es muy relevante ya que es demasiado lógica, pero no puede estar más lejos de la realidad.

Por esta razón en este post vamos a exponer la importancia y la relevancia de esta técnica para la correcta evolución de las empresas y para el afianzamiento y eficacia de la mejora continua.

Método de las 5's: Derribando un mito.
Las tres primeras etapas del método de las 5's se basan en organizar, ordenar y limpiar, aspectos básicos y simples pero altamente efectivos.
En numerosas ocasiones, a la hora de plantear la implantación de esta herramienta nos encontramos con una clara resistencia que no viene asentada en su complejidad, sino todo lo contrario, en su simpleza. Y es que durante las tres primeras etapas de implantación de esta técnica los objetivos se centran en organizar, ordenar y limpiar. Es en este pensamiento tan lógico donde muchas empresas expresan su reticencia y no se dan cuenta de su relevancia hasta que no ven el cambio que se produce al seguirlas, implantarlas y convertirlas en puntos a seguir por toda la organización.

Pensemos un momento para verlo de una forma clara. Solo tenemos que ponernos en la situación de un lugar de trabajo cualquiera, ya que no hay distinciones entre el sector de actividad, localización, etc., en el que a la hora de encontrar un documento se convierta en una tarea titánica, o donde a la hora de seleccionar la materia prima con la que trabajar tengamos que revisar todo el material del almacén uno por uno para poder determinar cuál es material de desecho, producto defectuoso o materia prima adecuada, o donde no existan zonas específicas para guardar el material, desecharlo y que cada trabajador lo colocara según mejor le pareciera a él o mejor se organizará personalmente.

Esta situación es un caos que dificulta el trabajo, convirtiéndolo en una tarea que necesita más tiempo para poder hacerlo y en el que los errores no podrán ser fácilmente localizables hasta que está finalizado el proceso y, por lo tanto, no podrán establecerse medidas para remediarlo, etc.

Cuando lo vemos de esta forma resulta lógico que se adopten medidas para ordenar, organizar y limpiar el espacio, de la misma forma que lo haríamos en la vida diaria, ya que con ello no solamente mejoramos la actividad y realizamos una gestión eficiente de los recursos de que se dispone, si no que a la vez se aumenta la seguridad y se disminuyen los riesgos de accidentes laborales. Es aquí donde entra en juego la técnica o método de las 5's que comentamos en este post.

Método de las 5's: la herramienta incomprendida.
El método de las 5's se basa en los siguientes pasos: seiri (organización); seiton (orden); seisou (limpieza); seiketsu (control visual) y shitsuke (disciplina).
Y es que el método de las 5's es la herramienta incomprendida ya que, como he comentado anteriormente, muchas empresas infravaloran el valor de esta herramienta y consideran que algo tan lógico y sencillo no les aporta nada, aunque para muchas sería una mejora significativa al aportarles unos parámetros a seguir y unos cambios muy relevantes en la calidad del trabajo, seguridad y aumento de la eficiencia en la gestión.

Para comprender un poco mejor como funciona el método de las 5's debemos entender o traducir las cinco palabras e etapas que forman la denominación de este método. De esta forma, seiri es organización, seiton significa orden, seisou es limpieza, seiketsu se define  como control visual y, finalmente, shitsuke es disciplina.


Esta técnica basada en estos 5 pasos ha cobrado mucha relevancia en las empresas occidentales, aunque todavía es ignorada por algunas empresas, gracias a que no es muy complicada su aplicación, no requiere disponer de conocimientos muy técnicos por lo que es fácilmente entendido por todas las personas de la organización.

Supone un bajo coste para implantarlo y permite que se alcancen resultados espectaculares gracias a que se consigue un ahorro de costes, una gestión altamente eficaz de los recursos, se reducen de forma drástica los accidentes, se mejora el clima laboral de la empresa y se produce, a la vez, un aumento de la motivación del personal al encontrarse más a gusto en su lugar de trabajo.

Además, por último, repercute positivamente en el resultado final del producto y/o servicio al aumentar su calidad y mejorar el tiempo necesario para la producción o realización de este.

De esta forma, el método de las 5's se convierte en una filosofía de trabajo y gestión de los negocios que va a reportar grandes cambios como la eliminación de la tendencia a acumular recursos no necesarios o inservibles, es decir, el llamado pensamiento de “por si acaso”, o el mantenimiento del orden y limpieza adecuado, además de que va a permitir que el personal se involucre activamente y propicie una búsqueda activa de mejoras de forma continua.

Tomado de: https://www.sbqconsultores.es

ISO 50001: EFICIENCIA ENERGÉTICA EN LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA


La ISO 50001 permite realizar un buena gestión de la energía y de su eficiencia en la administración pública.
En la norma ISO50001 se incluyen los procesos a cumplir por las organizaciones para asegurar un buen uso de la energía, ejecución de planes, objetivos e indicadores de eficiencia energética. El objetivo final de su implementación es la conseguir reducir el consumo energético además de detectar las oportunidades que permitan realizar un mejor uso de la energía y en definitiva de su rendimiento.

En el sector público, sus organizaciones pueden adoptar medidas que permitan alcanzar ahorros energéticos:
  • Planes de optimización energética: Se trata de establecer una planificación de las inversiones de la organización pública, identificando y adoptando medidas de ahorro.
  • Edificios públicos: Deben ser construidos o rehabilitados para convertirse en edificios eficientes en los que se hace uso de dispositivos y equipos con una alta eficiencia energética. Sera necesario realizar un buen mantenimiento, de esta forma aseguraremos la eficiencia energética a largo plazo.
  • Alumbrado y señalización eficiente: En el sector público la iluminación es uno de los mayores gastos económicos, por ello se deben utilizar dispositivos que garanticen ahorros del 40% como los equipos reguladores de tecnología led o lámparas eficientes de vapor de sodio.
  • Transporte y movilidad: Las administraciones públicas suelen contar con una gran flota de vehículos que suponen un elevado gasto energético, será imprescindible fomentar la conducción eficiente o incluso hacer llegar a sus conductores pautas que lleven a cabo una movilidad sostenible.
La ISO-50001 también se aplica en las oficinas de los servicios públicos, haciendo necesario admitir el uso de medidas de ahorro como:
  • Apagar las computadoras siempre que los periodos de desuso sean superiores a una hora, para ello se puede configurar en el sistema el apagado automático.
  • Explotar el uso de la luz natural, puede ser necesario que se deba realizar por ejemplo una reorganización del mobiliario.
  • Ventilación natural que reduzca el uso del aire acondicionado.
  • Ajustar la temperatura del aire acondicionado o calefacción mediante termostatos, desconectar estos sistemas por la noche, etc.
  • Etc.
Como se puede ver, estas son algunas de las muchas medidas de fácil adopción que logran el ahorro energético deseado en las instituciones públicas.


Tomado de: https://www.isotools.org/

CULTURA COMPLIANCE ¿QUÉ DEBEMOS TENER EN CUENTA?


Antes de comenzar a hablar de la cultura compliance, me gustaría aclarar qué es el compliance officer, ya que se puede considerar el eje de esta cultura.
Esta figura está relacionada con ISO 19600, aquí les dejo más información

En artículos anteriores ya definimos qué es esta figura, a modo de resumen, diremos que el compliance officer o el oficial de cumplimiento en castellano, es el encargado de asegurar el cumplimiento de la normativa de aplicación a de cualquier tipo de legislación relacionada con el sector.



Conceptos de la cultura compliance

Todas o casi todas las empresas y organizaciones buscan obtener beneficios. Para ello, lo más frecuente es que la empresa intente crear valor para ofrecérselo a sus clientes. Sin embargo, esta creación de valor implica que se tengan que asumir riesgos. Por lo tanto, una empresa debe ser capaz de gestionar sus riesgos y también comprenderlospara así darle una valoración y saber qué importancia tienen para cada empresa. Por eso se deben tener en cuenta los siguientes conceptos:
  • Riesgo despreciable: es aquel cuya posibilidad de que produzca efectos adversos es muy baja, tanto que las medidas que se tomen para reducir estos efectos no se apreciarían realmente. Es decir, no se considere realmente como un riesgo que pueda producir realmente daño.
  • Riesgo aceptable o tolerable: es aquel que tiene una cierta probabilidad de generar un impacto en la organización que puede ser aceptado o tolerado durante un periodo de tiempo. Siempre hay que tener en cuenta que el riesgo se puede reducir con procedimientos de control adecuados.
  • Apetito de riesgo: este concepto se refiere al nivel máximo de riesgo que la organización está dispuesta a asumir para alcanzar sus metas.
  • Tolerancia al riesgo: este es la desviación en relación al apetito de riesgo que una organización está dispuesta a aceptar. Cuando se toma un riesgo, implica que hay que tomar la decisión sobre cuál es el nivel que puede tolerarse y hasta qué nivel puede tolerarse sin que se pongan en peligro los objetivos de la organización. Existen diferentes métodos de evaluación de riesgo para considerar cuales son aceptables. Independientemente del método que siga cada organización, esta debe definir cuál será su nivel de tolerancia al riesgo.
  • Capacidad de Riesgo: Es el nivel máximo de riesgo que puede soportar la empresa, no se puede superar este nivel.
  • Riesgo residual: es el que se refiere a la probabilidad de que el riesgo se materialice, después incluso de que se haya valorado y tomado las medidas de control correspondientes.
  • Riesgo atribuible: es la diferencia entre el riesgo antes de implantar una medida y el riesgo residual que deja tras haberla implementado.
¿Cómo debe gestionar el compliance estos riesgos?

Toda empresa debe controlar en qué nivel se expone al riesgo, por lo que debe controlar en todo momento que la organización se encuentre entre los límites delimitados por el apetito de riesgo. Siempre intentando no llegar al nivel máximo de tolerancia preestablecido.

Evidentemente, no hay una fórmula universal para todas las empresas, sino que tendrán valores distintos. Es por eso que, cada empresa debe definir sus criterios propios.

Esto es más fácil de ver con un ejemplo: Una gran empresa podría catalogar un riesgo como despreciable aquel que suponga unas consecuencias económicas por valor de 5.000€. Sin embargo, para una pequeña empresa, este riesgo podría ser enorme y lógicamente se encuentra por encima del límite máximo que puede asumir. También debemos decir que estos criterios no son invariables, sino que pueden ir ajustándose según las necesidades de cada empresa. Ya que normalmente si se sigue una cultura compliance, las organizaciones suelen mejorar y reducir los valores que han establecido para valorar sus riesgos.


Tomado de: https://www.isotools.org

ISO 19011, AUDITORIA PARA LOS SISTEMAS DE GESTIÓN, POR FIN ACTUALIZADA


Como sabemos, los sistemas de gestión ayudan a las empresas u organizaciones a alcanzar sus objetivos (energéticos, calidad, medio ambiente…), por lo tanto, disponer de la norma ISO 19011, que es la encargada de auditarlos, puede resultar beneficioso para que su organización mejore.
Además de disponer de una norma que ayude a auditar los sistemas de gestión, en muchos casos es necesaria la figura del compliance officer para que se cumpla toda la normativa.

Este estándar internacional para auditar los sistemas de gestión se acaba de actualizar y, ahora, proporciona más indicaciones que nunca.

Los sistemas de gestión cada vez son más populares debido a que las organizaciones se dan cuenta de que se pueden utilizar para gestionar procesos que están relacionados con los objetivos que las empresas quieren alcanzar.

La lista de normas dirigidas a ayudar a las organizaciones a establecer sistemas de gestión efectivos es cada vez más larga. Entre ellos, podemos encontrar desde los sistemas de gestión de calidad o energía hasta la seguridad alimentaria o vial.



¿Por qué es necesaria ISO 19011?

La organización ISO ha publicado unas 70 normas sobre sistemas de gestión por sí misma. Estos estándares se han publicado aprovechando la experiencia internacional de la organización y para ayudar a las empresas a que actúen de una mejor forma que les permita ahorrar dinero y crear una ventaja competitiva.

Es decir, aunque estas normas son de carácter voluntario, proporcionan grandes beneficios, por lo que muchas organizaciones querrán disponer de alguna de esas normas, y, la norma ISO 19011 es necesaria para auditar estos sistemas de gestión.

Para conseguir los mejores resultados de un sistema de gestión y asegurar la mejora continua es necesario que se realicen auditorías (teniendo en cuenta lo establecido por ISO 19011). Y esto, no es una tarea sencilla, ya que la mayoría de las organizaciones disponen de varios sistemas de gestión implementados.

Estamos hablando mucho sobre normas ISO y quizá debamos hacer un inciso para nuestros lectores que no sepan con exactitud qué son las normas ISO y para qué sirven.



¿Qué hace ISO 19011?

Sin embargo, la norma ISO 19011, que da Directrices para la auditoría de sistemas de gestión, ofrece un enfoque uniforme y armonizado que permite una auditoría eficaz en múltiples sistemas al mismo tiempo.

Denise Robitaille, presidenta del comité del proyecto de ISO que revisó el estándar, dijo que la norma ISO 19011 se actualizó para asegurar que siguiesen proporcionando directrices efectivas para abordar los cambios en el mercado, la evolución de las tecnologías y sobre los nuevos estándares publicados o revisados recientemente.



Opiniones de Denise Robitaille

Otro de los cambios principales de la versión de 2018 de la norma ISO 19011 incluye la adición de un enfoque basado en riesgos sobre los principios de auditoría para demostrar la mejora de los sistemas de gestión con ese enfoque de riesgo.

Hay consejos sobre la auditoría de riesgos y oportunidades, así como información sobre la aplicación de pensamiento basado en riesgos para el proceso de auditoría.

Además, Denise Robitaille también indica que la orientación se ha ampliado en varias áreas, como la gestión de un programa de auditoría y la realización de una auditoría.

Tomado de: https://www.isotools.org

3 CONSEJOS PARA ELEGIR INDICADORES DE CALIDAD EN ISO 9001:2015

Existe una máxima que se repite a menudo en el acontecer diario de las organizaciones: “lo que no se mide, no se puede controlar”. 

Seleccionar indicadores de Calidad en ISO 9001:2015 adecuados garantiza que el sistema funcione según lo previsto, identificando a tiempo desviaciones en la producción que afectan la calidad de los productos y la satisfacción del cliente.

La elección de los indicadores de Calidad en ISO 9001:2015 también permite al gestor anticiparse a la aparición de anomalías, que, de no detectarse a tiempo, representarán pérdidas financieras para la organización.

Si su organización no posee indicadores de Calidad en ISO 9001:2015, su Sistema de Gestión requiere una revisión profunda. La Gestión de Calidad implica procesos claros, demanda disciplina en la ejecución y requiere adoptar indicadores de Calidad en ISO 9001:2015. ¿Cómo hacerlo?… veamos tres consejos para elegir los mejores indicadores:

3 Consejos para elegir indicadores de Calidad en ISO 9001:2015



1. Defina un orden de implementación de los indicadores de calidad 

Para elegir un orden, es preciso tener en cuenta algunos criterios o una combinación de todos ellos:
Importancia del indicador para el proceso.
Facilidad en la recolección de datos.
Disponibilidad de la información.

En esta etapa de la elección de los indicadores de Calidad en ISO 9001:2015 es posible hacer una evaluación comparativa con otras organizaciones similares en tamaño o en actividad económica, para asegurar que los indicadores elegidos están en sintonía con el mercado.

El resultado de esta etapa deberá ser un cronograma de implantación de indicadores agrupados por prioridad: A, B o C, por ejemplo, con fechas, responsables y presupuesto.


2. Entrene a los empleados en la recolección de los indicadores

Es importante que los empleados entiendan el impacto de cada uno de los indicadores en el sistema de gestión de calidad, asimilando el procedimiento de recolección de datos con descripciones minuciosas de las responsabilidades, frecuencia e instrumentos de recolección y la forma de lectura de los datos.

Los procedimientos y la forma en que se hace la entrada de los datos, también deben ser conocidos por los empleados. Deben existir periodos de tiempo, responsabilidades y protocolos definidos para la inserción de los datos en el sistema.

3. Analizar los indicadores de calidad

La función principal de los indicadores de Calidad en ISO 9001:2015 es aportar información necesaria para la toma de decisiones. Este paso incluye la generación de gráficos, tablas, identificación de tendencias, definición de metas, alertas para la modificación de procesos, análisis de la causa-raíz y definición de planes de acción para evitar la repetición de defectos y no conformidades.

Es importante establecer niveles de autoridad para el análisis de los indicadores: ¿Cuáles son las responsabilidades de cada empleado?, ¿Quiénes participarán en los comités de calidad?, ¿Con qué frecuencia se solicitarán y se analizarán los indicadores?

Un consejo adicional – No olvidar la mejora continua

Así como el proceso de producción debe ser revisado con determinada periodicidad, la forma y los mecanismos de medición y la manera en que se obtienen indicadores de Calidad también deben serlo.

En la medida en que las especificaciones de productos, etapas de producción, materias primas o maquinaria cambian, surgen nuevas prioridades, cuellos de botella y complejidades que deben estar en el radar de los Gestores de Calidad.

El volumen de datos y la velocidad con la que se deben tomar las decisiones hacen que la gestión de indicadores sea una tarea cada vez más exigente, en la que el concepto de mejora continua siempre debe estar presente.

Tomado de: https://www.escuelaeuropeaexcelencia.com

ISO 14001: CÓMO DEFINIR LOS PRINCIPALES KPI AMBIENTALES


Es natural creer que las organizaciones que se desempeñan en diferentes sectores de la economía tengan que definir los principales KPI ambientales, utilizando métodos diferentes, que resulten compatibles con su Sistema de Gestión Ambiental.
Algunas organizaciones disponen de tecnologías que les permiten dedicar mayores esfuerzos a definir los principales KPI ambientales, haciendo que esta labor resulte sencilla en términos relativos.

Pero para otras organizaciones, sobre todo aquellas que efectúan labores de manufactura y servicios muy básicos, definir los principales KPI ambientales puede entrañar alguna dificultad, razón por la cual, en nuestra entrada de hoy, hablaremos de los KPI, qué significan, y cuál es la mejor forma de definirlos.



KPI ambientales – ¿Qué son?

Los KPI – Key Performance Indicator -, suelen ser definidos en la etapa de planificación del proyecto por la Alta Dirección. El objetivo por supuesto, es contar con instrumentos adecuados para medir la eficacia del Sistema de Gestión Ambiental, y así, reducir el impacto ambiental negativo resultado de la operación de la organización.

Pero es preciso tener en cuenta algunas consideraciones antes de definir los principales KPI ambientales, sobre todo en organizaciones del sector industrial, que tienen altos impactos ambientales:
  • ¿Cómo opera la organización?
  • ¿Qué tipo de productos y servicios ofrece?
  • ¿Cómo se gestiona la cadena de suministro?
  • ¿Existen protocolos establecidos para el reciclaje de residuos?
  • ¿El proceso productivo genera emisiones de carbono?
  • ¿Se reciclan los envases o empaques una vez se entrega el producto?
De acuerdo con estas consideraciones, y teniendo en cuenta lo determinado por ISO 14001 podemos definir los principales KPI ambientales así:



Cómo definir los principales KPI ambientales

Una vez hemos planteado las consideraciones expuestas en el párrafo anterior, podemos determinar 4 KPI ambientales. Muchas organizaciones acostumbran utilizar algún tipo de medida de rendimiento, como elemento esencial en su Sistema de Gestión de la Calidad.

Esos mismos indicadores pueden ser parte del Sistema de Gestión Ambiental basado en la norma ISO 14001. Sin embargo, estos deben ser seleccionados con sumo cuidado, dependiendo del proceso sobre el que actúen, la relevancia que tenga la medición y siempre bajo la estricta supervisión de la Alta Dirección.

Cada actividad o negocio es diferente y, por ello, hace uso de procesos diferentes, que afectan en mayor o menor grado el medio ambiente. No obstante, algunas medidas típicas, como las que reportamos a continuación, pueden ser utilizadas en cualquier clase de actividad.

KPI Ambientales – Indicadores frecuentes

1-) Uso de recursos naturales:
Agua, energía eléctrica, gas, combustibles fósiles, otro tipo de combustibles.
Cantidad de papel utilizado en el proceso de producción, empaque o embalaje.

2-) Emisiones y residuos al aire, a la tierra o al agua:
Partes contaminantes tomadas por millón de medidas.
Peso de los materiales vertidos.

3-) Incidentes reales y/o potenciales que impactan en el medio ambiente:
Cantidad de incidentes reales.
Número de incidentes potenciales.
Tiempo perdido debido a la ocurrencia de incidentes reales.

4-) Medidas proactivas:
Medidas de reducción de riesgos implementadas.
Puntuación entregada por auditoría ambiental.


Tomado de: https://www.escuelaeuropeaexcelencia.com

lunes, 5 de noviembre de 2018

QC STORY EN EL CONTROL DE LA CALIDAD DE LAS EMPRESAS


El Control de la calidad es conocido por todos los responsables del control de la calidad de las empresas, entidades o centros educativos, el método de resolución de problemas denominado Análisis Causa – Raíz. 

Con este método de control de la calidad se pretende identificar la causa raíz, o el origen de un problema con objeto de evitar que vuelva a suceder en el tiempo.


En esta misma línea, nos encontramos con el concepto de QC Story, o también denominado ruta o historia de la calidad, que es especialmente conocido en Latinoamérica.


Este método, de origen japonés, forma parte de la filosofía kaizen o de mejora continua y es utilizado en el control de la calidad para la resolución de problemas. Pero no es sólo eso.

Con QC Story, se busca eliminar la causa raíz de un problema, procurando una constancia de hábitos dentro de la organización. Con ello, no sólo eliminamos el origen de la incidencia, sino que, además, evitamos el problema, mediante la adopción de procesos innovadores y planeación.

En definitiva, mejorando la organización y estableciendo buenas prácticas en el control de la calidad. Por tanto, es especialmente importante para aquellas que tengan un Sistema de Gestión Calidad basado en la norma ISO 9001 implantado.

En este sentido, el QC Story es aplicable a varias de las etapas del control de la calidad. Estas son:
  • Planificación de la calidad: en esta etapa del control de la calidad, QC Story se utiliza para la creación de estándares de satisfacción de personas.
  • Mantenimiento de la calidad: sirve para conservar los estándares anteriores, para evitar derivaciones de la calidad (generar y mantener el estándar de control de calidad).
  • Mejora de la calidad: aporta la innovación a través del redireccionamiento de procesos, creando nuevos estándares.
Puntos clave de QC Story en el control de la calidad

En el control de la calidad realizado a través del método QC Story se sigue una sistemática estructurada. Pero para que ésta tenga éxito, existen una serie de puntos clave en el QC Story:
  • Considerar hechos y datos, dejando de lado las especulaciones.
  • Considerar no sólo la media, sino también la dispersión.
  • Conseguir la implicación de todos los integrantes de la organización, y en especial, de los responsables de control calidad.
  • Se debe considerar el proceso igual de importante que el resultado.
  • Utilizar el ciclo PDCA como guía para planificar.
  • Estandarizar, ya que sólo de esta manera, se obtendrán mejoras duraderas.
  • Eliminar el miedo al cambio o a equivocarse.
  • Motivación.
Se puede observar, que considera como eje vertebrador del control de la calidad mediante QC Story, la práctica, el ensayo y error y, por ende, la innovación.



QC Story y ciclo PDCA

El modelo QC Story para la resolución de problemas en el control de la calidad, consta de una serie de etapas bien definidas y estructuradas, las cuales, como se mencionó anteriormente, deben seguirse fielmente y con mentalidad innovadora.

Como puede intuirse y se indica anteriormente, el método QC Story de resolución de problemas utilizado para el control de la calidad, tiene un vínculo ineludible con el ya mencionado ciclo PDCA (del ingés Plan – Do – Check – Act). Tanto es así, que las etapas del método QC Story se desarrollan en función del ciclo PDCA.

Etapas QC Story y ciclo PDCA

Las etapas del control de calidad mediante QC Story, y su paralelismo con el ciclo PDCA, son:

Fase de Planificar (Plan)

Paso 1: Identificación del problema

En este paso para el control de la calidad, es necesario conocer la situación o el contexto en el que tiene lugar el problema, para poder identificarlo.

Es preciso, además, recabar todos los datos y la información en torno a la incidencia y definir responsabilidades.

Paso 2: Observación y planificación

Una vez seleccionados los problemas de mayor importancia, deben cuantificarse y definir las razones de su elección.

Como siempre ocurre en el control de la calidad de cualquier organización, se tiene que buscar la relación entre el problema y los objetivos y políticas de la empresa, considerando además cómo afecta a la satisfacción de los clientes y/o partes interesadas en general.

Por tanto, en este paso se fijan metas numéricas y un programa de trabajo.

Paso 3: Análisis del problema

Paso básico del control de la calidad para cualquier Sistema de Gestión. Identificar las causas de los problemas hasta llegar al origen, creando relaciones entre ambos, y asignándoles valores numéricos (a elección, por ejemplo, porcentajes) para el fácil manejo de toda esta información.

Paso 4: Análisis de soluciones y plan de acción

Evidentemente, para que los pasos anteriores tengan sentido, se debe elaborar un plan o un programa de acción con las soluciones aportadas, asignando responsables.

Fase de Hacer (Do)

Paso 5: Implantación

Llevar a cabo el plan de acción con las distintas alternativas de solución al problema o problemas.

Fase de Verificar (Check)

Paso 6: Confirmación del efecto de la acción (verificación)

Al haber asignado valores numéricos, en este paso de control de la calidad y resolución de problemas, se evalúa el grado de disminución o eliminación del problema, confirmándose cuantitativamente.

Por tanto, es aquí donde podemos elegir las acciones más efectivas.

En este punto, es preferible realizar un control de los efectos secundarios de las acciones implementadas para la resolución de problemas.

Fase de Actuar (Act)

Paso 7: Estandarización y control

Se implantan definitivamente las acciones o soluciones más efectivas, mejorando los estándares creados para eliminar el problema.

Por supuesto, se realiza un seguimiento y control de todas las medidas correctivas implantadas.

Paso 8: Conclusión

Finalmente, se hace una reflexión sobre todo el proceso de resolución de problemas para el control de calidad que se ha ejecutado, comparando resultados y evaluándolos económicamente.


Tomado de: https://www.isotools.org