viernes, 15 de febrero de 2019

SOBREVIVIMOS A LA CALCULADORA, ¿Y A LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL?

Dentro de diez años, la inteligencia artificial podría llevar a los trabajadores y a las oficinas a lugares con los que hoy solo podemos soñar.

Ninguno de nosotros se sentiría amenazado por una calculadora en nuestros trabajos. Sin embargo, al igual que el desarrollo de esta herramienta tan generalizada inquietó a algunos matemáticos, los rápidos avances en inteligencia artificial (IA) y en aprendizaje automático (AA) generan debates y preocupación no menor sobre el futuro de la mano de obra mundial.

Los datos más recientes apuntan a una división significativa de la percepción pública respecto al avance de la IA, que está más directa y notablemente vinculada con los niveles de educación, el salario, la especialidad técnica y hasta el sexo. Los ejecutivos se enfrentan al desafío constante de estar actualizados con los cambios tecnológicos, y a nadie pareciera importarle el negocio.

Algunos trabajadores temen por un futuro extraño, que se acerca a pasos agigantados, en el que pierdan su empleo. A mí no me preocupa, por el contrario, me entusiasma.

Estos motivos de preocupación son similares a los que se presentan desde hace 250 años, cuando comenzaba la primera revolución industrial. Solo se incrementó la frecuencia y la intensidad debido a la aceleración de la tecnología durante el siglo XX.

Se ha demostrado, en incontables oportunidades, que la tecnología es un facilitador de la eficiencia y la eficacia, que amplifica los logros humanos, en lugar de alejarse de ellos.

Multiplicar lo posible
Hoy en día, ¿alguien haría extensos cálculos matemáticos cuando tenemos calculadoras al alcance de la mano? Del mismo modo, uno de los principales beneficios de la IA es la asignación de tareas repetitivas y de bajo nivel a las máquinas en vez de a las personas. Esto tiene eficiencia inmediata y permite que las personas se enfoquen en las funciones de nivel superior.

En un viaje reciente al condado vitivinícola de California, supe que los recolectores de uvas se habían extendido mucho para poder cumplir con la demanda. En busca de una solución, los dueños de los viñedos adquirieron tecnología para realizar una inspección y clasificación de las uvas adecuada y automatizada.

En lugar de reemplazar a los recolectores, la tecnología redujo los turnos nocturnos que habían implementado para poder cumplir con la demanda y les alivió la labor, para que pudieran dedicarse a tareas más complejas, entre ellas el auge del turismo en la región.

En efecto, se estima que la automatización ha triplicado el rendimiento en el sector vitivinícola. Al mismo tiempo, la cantidad de trabajadores agrícolas de la región ha crecido a ritmo constante durante la última década.

En el otro extremo del espectro de empleo, donde se encuentra el grupo laboral altamente especializado y capacitado, pero reducido de profesionales en ciberseguridad, los motivos de preocupación sobre la IA son diferentes, pero siguen la misma línea.

Muchos analistas cibernéticos invierten demasiado tiempo en tareas que parecen tediosas. En lugar de buscar indicadores de compromiso atípicos, lo que realmente se necesita son habilidades forenses avanzadas para analizar y responder a los ataques.

En lugar de reemplazar a estos codiciados trabajadores, la automatización de la correlación de datos y otras tareas engorrosas les permitirá esforzarse en tareas más consecuentes, como remediar los ataques actuales y evitar futuros ataques. Esto es fundamental en una época en que las amenazas aumentan tanto en sofisticación como en frecuencia.

Mayor que la suma de las partes
Para muchos de nosotros, cuánto más usamos la tecnología, mejores nos volvemos en aprender atajos. La IA es igual.

El aprendizaje automático (AA), una rama cada vez más impresionante de la inteligencia artificial, permite que las máquinas procesen datos y aprendan por sí mismas, ya que componen el conocimiento a medida que incorporan porciones adicionales de datos.

Si bien esto puede invocar imágenes inquietantes de Hal, el personaje de Arthur C. Clarke y de la apertura de 2001: Odisea del espacio, la realidad apunta a mayores resultados y beneficios para las disciplinas establecidas.

Tomemos como ejemplo el sector de la publicidad, que sigue en crecimiento. El gasto global en publicidad creció en $23 mil millones de dólares o 4,3 % en 2018. El uso de IA y AA para verificar y compilar los datos “que coinciden” en la publicidad y el mercadeo es particularmente útil para seguir impulsando el crecimiento.

En Globality, la creación y el uso de IA nos permite fomentar la innovación, no solo en nuestro departamento de mercadeo, sino en toda la empresa. El aprendizaje del aporte permanente hará que los sistemas de coincidencia basados en IA se vuelvan cada vez más precisos y sofisticados. Esto se traducirá en enormes beneficios para las empresas internacionales que deseen contratar agencias de mercadeo según el mérito que tengan en distintas áreas.

Dejemos de restar personas y comencemos a sumar valor exponencial
No dudo de su eficiencia, pero no puedo imaginarme trabajando en un departamento compuesto solo por calculadoras. Las personas siguen siendo la clave del éxito. La IA afecta el cambio y empodera a las personas de modos que solo son posibles gracias a la tecnología.

La Smart Sourcing Platform (Plataforma de contratación inteligente) de Globality multiplica las capacidades de contratación en períodos inmediatos, busca coincidencias entre empresas que necesitan el mejor proveedor de servicios por el precio adecuado para cada proyecto. Esto propicia mayores oportunidades y permite que cada persona recoja los beneficios de los esfuerzos conjuntos que ofrece nuestra plataforma.

No separemos el esfuerzo del éxito
La acumulación de conocimiento colectivo favorece el aprendizaje del equipo. En un mundo hipercompetitivo, la colaboración cobra cada vez más importancia en el rendimiento eficaz. La IA acelera la comunicación efectiva y el trabajo en equipo de forma inmediata.

En el mercado de compraventa, los sistemas basados en IA aprenden con los comentarios permanentes y, con el tiempo, se vuelven más inteligentes y más capaces de anticipar las preferencias del cliente.

En esta progresión pueden identificar y emparejar funciones intangibles que antes requerían una considerable interacción directa, como las preferencias de comunicación, la personalidad, la cultura de la empresa, el estilo de trabajo y otras características centradas en las personas para que la relación empresarial sea exitosa.

Estas observaciones aumentan la probabilidad de que ambas partes cosechen los beneficios, desde el comienzo.

De acuerdo con Martha González existen diversos empleos que ya están cambiando de rostro en el mundo y en el país.

Todo se resume en lo mismo
La evolución del lápiz y papel a las calculadoras y, luego, a las hojas de cálculo no reemplazó a los matemáticos, sino que los volvió más valiosos. Ese valor aumentará a medida que el avance de los sistemas de análisis sofisticados genere la necesidad de una interpretación y aplicación aún más avanzadas, algo que solo los seres humanos pueden hacer.

En repetidas ocasiones vemos que, con la evolución de la tecnología, la demanda del mercado crece exponencialmente y, a menudo, se desarrolla en formas que no anticipamos. El factor de multiplicación no se limita a la eficiencia y la eficacia, debe permitir la innovación.

Hasta hace no mucho tiempo, los nombres de algunos empleos incluían los términos “calculadora” y “computadora”. Los avances han permitido un aumento exponencial de la velocidad y una democratización de estas capacidades, lo que se tradujo en una fuerza laboral más eficaz a escala masiva.

El cambio drástico de las calculadoras en los últimos diez años muestra la velocidad a la que se producen nuestros avances. En efecto, no he usado una calculadora en más de una década, hago los cálculos en el teléfono inteligente o en una hoja de cálculo, o le consulto a mi altavoz inteligente.

Tomado de: https://www.altonivel.com.mx

jueves, 14 de febrero de 2019

¿QUÉ ES UN COMITÉ PARITARIO Y QUÉ FUNCIONES TIENE?

El Comité Paritario de Higiene y Seguridad (CPHS) es el organismo técnico de participación entre organizaciones y empleados, para detectar y evaluar los riesgos de accidentes y enfermedades profesionales.

Los Comités Paritarios son obligatorios para las organizaciones que cuentan con más de 25 empleados y deben estar integrados por tres representantes de la organización y tres de los empleados.

En todas las organizaciones, sucursales o agencias en las que trabajen más de 25 personas se organizará un Comité Paritarios de Higiene y Seguridad, compuestos por representantes patronales y representantes de los empleados, cuyas decisiones, adoptadas en el ejercicio de las atribuciones que les encomienda la ley nº 16744, serán obligatorias para la organización y los trabajadores.

Si las organizaciones tienen sucursales o agencias diferentes, en el mismo sitio o diferentes sitios, en cada una de ellas deberá organizarse un Comité Paritario de Higiene y Seguridad.

Los Comités Paritarios de Higiene y Seguridad estarán compuestos por tres representantes patronales y tres representantes de los empleados.

Por cada miembro titular se designará, además, otro en carácter de suplente.

La elección de los representantes de los trabajadores se efectuará mediante votación secreta y directa convocada y presidida por el presidente del Comité Paritario de Higiene y Seguridad que termina su período, con no menos de 15 días de anticipación a la fecha en que deba celebrarse, por medio de avisos colocados en lugares visibles de la respectiva industria o faena.

Durante esta elección podrán formar parte todos los empleados de la respectiva organización, sucursal o agencia, y si alguno desempeñara parte de su jornada en una faena y parte en otra, puede participar en las elecciones que se efectúen en cada una de ellas.

Para ser miembro representante de los empleados se deberán cumplir los siguientes requisitos:
  • Tener más de 18 años.
  • Saber leer y escribir.
  • Estar trabajado en la empresa, sucursal o agencia y haber pertenecido a la organización durante un año como mínimo.
  • Acreditar haber asistido a un curso de orientación de prevención de riesgos profesionales dictados por el servicio de salud u otros organismos administradores del seguro contra riesgos de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, o prestar o haber prestado servicios en el departamento de prevención de riesgos laborales de la organización en tareas que se encuentren relacionadas con la prevención de riesgos profesionales durante un año.
Los Comités Paritarios de Higiene y Seguridad se reúnen, de forma ordinaria, una vez al mes, pero, podrán hacerlo en forma extraordinaria a petición conjunta de un representante de los trabajadores y de uno de los de la organización.

El Comité deberá reunirse cada vez que en la respectiva organización ocurra un accidente del trabajo que cause la muerte de uno o más trabajadores, o que, a juicio del presidente, le pudiera originar a uno o más de ellos una disminución de su capacidad de ganancia superior a un 40%.

Cada comité establecerá, entre sus miembros, con exclusión del experto en prevención, un presidente y un secretario. Si no existe un acuerdo unánime para realizar estas designaciones, se realizará por sorteo.

Los miembros de los comités paritarios de higiene y seguridad durarán dos años en sus funciones, pudiendo ser reelegidos.

En las organizaciones que deban tener un departamento de prevención de riesgos profesionales, el o los Comités Paritarios de Higiene y Seguridad actuarán de forma coordinada con el departamento necesario.

Las organizaciones deberán proporcionar a los Comités Paritarios la información que necesitan para poder llevar a cabo las funciones que les corresponde desempeñar.

Son funciones de los Comités de Higiene y Seguridad:

Asesorar e instruir a los trabajadores para la correcta utilización de los instrumentos de protección.

Para este efecto, se entenderá por instrumentos de protección, no sólo el elemento de protección personal, sino todo dispositivo tendiente a controlar riesgos de accidentes o enfermedad en el ambiente de trabajo, como ser protecciones de máquinas, sistemas o equipos de capacitación de contaminación del aire, etc.

La anterior función la cumplirá el Comité Paritario de preferencia por los siguientes medios:

Se realizan visitas periódicas a los lugares de trabajo para revisar y efectuar análisis de los procedimientos de trabajo y utilización de los medios de protección impartiendo instrucciones en el mismo momento. Utilizando los recursos, asesorías o colaboración que se pueda conseguir de los organismos administradores. Organizando reuniones informativas, charlas o cualquier otro medio.

Vigilar el cumplimiento por parte de las empresas y por parte de los trabajadores, de las medidas de prevención, higiene y seguridad.

Para estos efectos, el Comité Paritario desarrollará una labor permanente y, además, elaborará programas al respecto.

Tomado de: https://www.isotools.org

¿CÓMO IMPLANTAR UN SISTEMA DE GESTIÓN INTEGRADO Y REALIZAR SU SEGUIMIENTO?


Las organizaciones decididas a implantar un Sistema de Gestión Integrado basado en las normas ISO 9001, ISO 14001, ISO 27001 y/u ISO 45001; deben ser conocedoras de que para cumplir los objetivos planificados, es necesario ejecutar las actividades establecidas en el Plan de Integración.

Para realizar la implantación del Sistema de Gestión Integrado se requiere:
  • Plantear la necesidad de documentación: Fundamental para proporcionar soporte a las actividades involucradas en el proceso que dan la posibilidad de cumplir los requisitos establecidos por las distintas normas que se van a aplicar en el SIG, realizando una búsqueda del nivel de integración deseado.
  • Informar e ilustrar: La organización deberá informar e ilustrar las sistemáticas, procedimientos o métodos necesarios a las personas involucradas para que se cumplimenten todos los requisitos.
  • De una evaluación: Se comprobará que las acciones vinculadas a la documentación, información y ejecución han posibilitado el cumplimiento de los requisitos establecidos durante la integración de los sistemas de gestión.

Para realizar esta evaluación, se producirán inspecciones o auditorias de carácter parcial, esto permite llevar a cabo los ajustes pertinentes, de este modo se identifica si existe algún incumplimiento y cuáles son las causas que lo provocan.


Las personas mas importantes del proceso de integración de sistema de gestión son los coordinadores del proyecto y la Dirección. Si es necesario debido al tamaño y estructura de la organización, se crean comités o equipos de trabajo en los que participan los responsables de los distintos departamentos involucrados.

Las funciones de este tipo de comité se resumen en:
  • Realizar la definición de la dinámica del grupo.
  • Llegar a un acuerdo sobre las interrelaciones que se producen entre procesos.
  • Establecer los responsables y propietarios de los distintos procesos y que papel van a desarrollar en el proceso de integración.
  • Determinar una estrategia de comunicación para que todo el personal quede involucrado en el proceso.
  • Llevar a cabo una revisión de la estructura documental y de los documentos que se han generado para cada proceso.



La implantación está sometida a un seguimiento, con el único fin de realizar una evaluación de la eficacia del proyecto de integración definido y en caso necesario proponer las acciones correctivas en caso de detectar algún incumplimiento.

Tomado de: https://www.isotools.org

LA ORDEN DE COMPRA QUE PUEDE CAMBIAR LA VIDA DE UNA STARTUP

La semana pasada me reuní con una startup innovadora que me dijo que, si bien los diferentes mecanismos de apoyo a la innovación tales como subsidios o créditos blandos son importantes para desarrollar un nuevo producto, lo que realmente hizo la diferencia fue cuando recibió la primera orden de compra importante de su producto.
POR GUSTAVO CRESPI*

A partir de ese momento se generaron una serie de eventos virtuosos que fueron eliminando casi naturalmente muchas de las barreras para innovar que antes enfrentaban. Por ejemplo, inversionistas de riesgo aparecieron mostrando un creciente interés para invertir en la empresa y jóvenes talentosos empezaron a enviar sus CV buscando sumarse a la firma.  “Esta orden de compra cambió mi vida y la vida de mi empresa”, me decía literalmente el fundador.

Esta experiencia me llevó a reflexionar si en realidad buena parte de los problemas que inhiben la innovación están relacionados solamente a la existencia de mercado y demanda por el nuevo producto. Puede existir mercado y demanda, pero usualmente nadie quiere ser el primero en comprar a una empresa con un producto innovador y sin compradores previos. Como en el ejemplo, la primera venta puede constituir una prueba de que el mercado valida el producto. Y aquí el rol del Estado podría jugar un papel importante.

Compras públicas e innovación

En cualquier país un componente importante de la demanda es el sector público (la compra de bienes y servicios por parte del Estado suele explicar entre un 10% a 15% del PIB), por ello muchos responsables de políticas están interesados en el potencial de las compras públicas como disparador de una mayor inversión privada en innovación. Y aparentemente están en lo cierto, dada la evidencia contundente que va surgiendo acerca de los efectos de las compras públicas sobre la innovación. Pero antes de hablar de la evidencia, entendamos mejor de qué se trata.

En una definición amplia, las compras públicas innovadoras (CPI) consisten un procedimiento administrativo de contratación, por el cual el comprador público puede licitar la contratación de un producto o servicio: (a) por sus especificidades funcionales; (b) que no existen en el mercado y (c) para lo cual es necesario desarrollar actividades de I+D+i.  Varios países desarrollados han desplegado una serie de reformas orientadas a potenciar el efecto de las compras públicas sobre la innovación. Estos cambios van desde reformas regulatorias que hacen a los sistemas de compras más propensos a la adquisición de innovación hasta intervenciones explícitas de mercado tales como establecer reservas de mercado, dar márgenes de preferencia para productos innovadores u otorgar subsidios para el desarrollo de productos innovadores para el sector público.

¿Qué nos dice la evidencia? 5 razones para impulsar las compras públicas innovadoras

1- Estimulan la inversión privada en I+D
La OECD ha encontrado que la probabilidad de inversión en investigación y desarrollo (I+D) se dobla en empresas que son adjudicatarias de contratos de compras públicas innovadoras (CPI) (1). Asimismo, un estudio realizado en un grupo de países desarrollados que hace uso activo de CPI, refiere que las compras públicas son una herramienta más efectiva que los programas de subsidios a la I+D, en cuanto a la probabilidad de invertir en I+D por parte de las empresas. No obstante, se indica que estos subsidios son efectivos cuando están combinados con compras públicas (2).

2- Favorecen la innovación de producto
La CPI tiene efectos positivos sobre las innovaciones de productos. Según encuestas recientes, el 67% de los proveedores innovadores que licitan o son proveedores del sector público han tenido algún impacto en su actividad de innovación, mientras que el 25% de las organizaciones innovadoras afirmaron que todas sus innovaciones han sido el resultado de la contratación pública (3).

3- Pueden ser más efectivos que otros instrumentos
Estudios en Alemania compararon  los efectos sobre la innovación empresarial de cuatro categorías de instrumentos de apoyo: compra pública, regulación, financiación de infraestructura de I+D (que se traduce en spillovers de universidades y centros de I+D) y financiación directa a proyectos de I+D. Los resultados indican que el efecto de las compras públicas sobre la probabilidad de innovar exitosamente es positivo, de manera similar al de los spillovers de universidades y centros de I+D. No obstante, también se encuentra que las compras públicas son especialmente efectivas sobre la probabilidad de éxito de la innovación en empresas pequeñas que operan en regiones con economías deprimidas, y aún más para el sector de distribución y el tecnológico (4).

4- Empresas atraen capital de riesgo y crecen más
En los Estados Unidos se ha encontrado que los beneficiarios del programa Small Business Innovation Research (SBIR) invierten en innovación, atraen capital de riesgo y crecen más que empresas similares de control (5). El SBIR es un programa de compra pública innovadora pre-comercial, por cuanto está diseñado para que las empresas provean soluciones en forma de prototipos a desafíos presentados por agencias del gobierno federal.

5- Impacta la eficiencia de servicios públicos
Algunos estudios también muestran que el estímulo a la innovación empresarial mediante la compra pública puede terminar también impactando en  la eficiencia y la efectividad de los servicios públicos. Un ejemplo de esto es el Reino Unido, donde el gobierno usó el poder de compra de las cárceles para desarrollar colchones a partir de nuevos materiales que, al ser reciclables, permitieron reducir significativamente los costos de la disposición de residuos del servicio. De la misma manera un consorcio de municipios en Suecia utilizó su poder de compra para estimular el desarrollo de refrigeradores eficientes, lo que se tradujo en una reducción significativa del costo de la electricidad de las viviendas sociales administradas por estas municipalidades.

El desarrollo de capacidades, clave para implementarla región

Los resultados de programas de compra pública innovadora (CPI) dejan claro que más allá de lo específico de cada intervención, un elemento central son las capacidades –tanto de las empresas como del Estado– para hacer un uso efectivo de la CPI. En efecto, para que esta tenga un impacto en la innovación, primero el Estado tiene que convertirse en un comprador inteligente, lo que requiere adquirir suficientes capacidades de vigilancia tecnológica, planeación de demanda y coordinación entre las líneas técnicas de cada ministerio o agencia y su respectivo responsable de adquisiciones. Estas capacidades no se generan en forma espontánea, sino que deben estimularse mediante el aprendizaje.

De la misma manera, las capacidades de las empresas son también críticas. Muchas veces, las licitaciones de compras públicas de innovación fracasan no porque el diseño sea incorrecto sino por falta de capacidades en los posibles oferentes para abordar los desafíos; la vara les queda demasiado alta. Por lo mismo, una política exitosa en este ámbito puede requerir combinar la CPI con plataformas de desarrollo de proveedores, extensión tecnológica y certificación, que ayuden a las empresas a acumular estas capacidades.

El uso de la compra pública para estimular la innovación no debe quedarse en el mundo desarrollado, sino que es relevante y tiene un alto potencial en América Latina y el Caribe. Pero en nuestra región en particular, el desarrollo de capacidades es un elemento crítico que no debe ser pasado por alto.

* Gustavo Crespi es Especialista Principal en la División de Competitividad e Innovación en el BID, donde coordina la agenda de investigación. Sus áreas de interés incluyen: Evolución Industrial, Cambio Tecnológico, Estructura Industrial y Desarrollo de la Firma y Gestión y Evaluación de Política Tecnológica, especialmente en los países en desarrollo. Ha escrito y publicado numerosos artículos en las revistas más prestigiosas en las áreas mencionadas. Además es miembro del Consejo Editorial de varias publicaciones. Crespi posee un PhD en Estudios de Política de Ciencia y Tecnología de la Universidad de Sussex (SPRU), una Maestría en Desarrollo Económico y Comercio Internacional de la Universidad de Chile, y una Licenciatura en Economía de la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina.

Tomado de: https://blogs.iadb.org/

martes, 12 de febrero de 2019

EL TRABAJO EN EQUIPO NO SE DEJA AL AZAR...

"Consideramos que un punto de partida para lograr un buen trabajo en equipo es impulsar el conocimiento entre los diferentes miembros, lo que permite desarrollar la capacidad para identificar cuáles son las fortalezas de cada uno de los integrantes".
“Consideramos que un punto de partida para lograr un buen trabajo en equipo es impulsar el conocimiento entre los diferentes miembros, lo que permite desarrollar la capacidad para identificar cuáles son las fortalezas de cada uno de los integrantes”, asegura Luis Felipe Martínez, director de liderazgo y desarrollo en Lee Hecht Harrison.

Para conseguir esto es necesario abrir espacios en las empresas en los que la interacción también sirva para entender las características que definen al equipo.

Es valioso reconocer y trabajar en espacios colaborativos, donde se aprenda a edificar con base en las diferencias de pensamiento, pues esto trae oportunidades que permiten ver los problemas y soluciones desde diferentes perspectivas. De esta manera, los equipos se vuelven más dinámicos y comienzan a trabajar buscando alcanzar resultados sobresalientes.

El trabajo en equipo no se debe dejar a la suerte, pues influye directamente en el rendimiento de la compañía. “Cuando hablamos de una empresa que tiene diferentes áreas organizacionales y en cada una se encuentran varios empleados desempeñando funciones diferentes, es casi que una necesidad conseguir que todas estas áreas con todas estas personas logren integrarse para perseguir un objetivo en común”, agrega Martínez.

Al promover el trabajo en equipo también se construyen las bases para la buena convivencia de los empleados.


En busca de mejores soluciones


Es necesario que las organizaciones promuevan y propulsen el trabajo en equipo, pues la construcción de soluciones robustas es el resultado no de una persona sino de la organización, expresa Felipe Jánica, de Ernst & Young Colombia.

Perfil del nuevo líder empresarial colombiano

Otro de los grandes desafíos que tienen las compañías hoy en día es lograr que los empleados entiendan el valor de la colaboración y cómo esta habilidad al sumar esfuerzos les permite obtener resultados mejores y con mayor rapidez.

“Nosotros hemos encontrado que el mercado tiene una genuina preocupación por empoderar a sus empleados y fomentar la integración de ellos a los diferentes equipos, ya que es un valor diferenciador tener trabajadores promoviendo el trabajo en equipo y logrando resultados acelerados al integrar toda la cadena de valor de la organización”, puntualiza Martínez.

“Con los retos de la economía global y de paso la colombiana, se necesita innovación para buscar soluciones creativas y sostenibles en el tiempo, pero sobre todo a prueba de errores”, asegura por su parte Jánica.

“Una sola golondrina no hace verano”

No trabajar en equipo implica desafíos en el crecimiento individual. “Un profesional que trata de hacer el trabajo de manera individual fracasa en el intento por la ausencia de tiempo para completar sus tareas y por las frustraciones que tiene al no cumplir las expectativas de sus clientes”, finaliza Felipe Jánica, de Ernst & Young. Además, incrementa el estrés laboral y se pierde el entusiasmo del profesional.

Pablo Alejandro Alzate
contenido@elempleo.com&...

Tomado de: http://www.elempleo.com

¿CUÁL ES EL PROCESO A SEGUIR EN LA AUDITORÍA INTERNA DE CALIDAD?


La norma ISO 9001:2015 cuenta con la auditoría interna como herramienta eficaz para dinamizar el sistema y cumplir con el requisito de mejora continua exigido por el estándar. 

El proceso a seguir en la auditoría interna de calidad involucra dos etapas, en las que se revisan los documentos y los procesos, pero que suele ser visto como una labor que duplica el trabajo y que dificulta la actividad de los encargados de los procesos.


Sin embargo, el proceso a seguir en la auditoría interna de calidad, no solo es necesario para mantener la certificación sino que es una herramienta eficaz para examinar a fondo los procesos de gestión de la calidad y asegurar la consecución de los objetivos organizacionales.


Proceso a seguir en la auditoría interna de calidad – ¿Qué es?

La auditoría interna en ISO 9001:2015 es la realizada por empleados de la organización que han sido capacitados como auditores internos. Se trata de una asignación adicional a las funciones normales del empleado que conlleva grandes responsabilidades, entre ellas: identificar fallas del sistema, brechas de cumplimiento y hacer seguimiento a la implementación y resultado de acciones correctivas recomendadas en auditorías anteriores.

La auditoría interna puede, eventualmente, tener el propósito de evaluar la conformidad del sistema con la norma, con miras a una auditoría externa de certificación.

El proceso a seguir en la auditoría interna de calidad involucra dos etapas:
  • Revisión de documentos: los auditores verifican que la documentación de los procedimientos cumpla con los requisitos de ISO 9001:2015.
  • Revisión de procesos: verificar las actividades en la práctica y confrontarla contra la documentación, tratando de hallar discrepancias.
Es evidente que el auditor interno no puede evaluar todos los documentos, revisar todos los procesos y entrevistar a todos los empleados de la organización. Entonces, el buen juicio del auditor para elegir una muestra representativa determina el éxito y la eficacia de la auditoría.
La importancia de la documentación en el proceso a seguir en la auditoría interna de calidad

El proceso de auditoría, en la práctica, es un contacto directo con los documentos y con los “dueños” de los procesos. El auditor interno verifica que la documentación del procedimiento cumpla con la norma y luego, verifica que los empleados sigan los procedimientos en sus rutinas diarias.

Pero no siempre los procedimientos cuentan con un documento de instrucciones para que el auditor base su revisión en él. Recordemos que ISO 9001:2015 no requiere procedimientos e instrucciones de trabajo para todos los procesos.

En estos casos, el auditor usará entrevistas con los responsables de los procesos, la observación directa del proceso en ejecución y la revisión de los registros, todo ello con el fin de establecer si se cumple con los objetivos marcados del Sistema de Calidad y los requisitos de la norma.



Proceso a seguir en la auditoría interna de calidad – El paso a paso

Del nivel de planificación de la auditoría depende que la labor se desarrolle sin problemas y se obtengan oportunidades de mejora o, por el contrario, resulte una operación improductiva, costosa y molesta para los auditados. La planificación debe considerar los siguientes pasos:

1) Designar auditores idóneos.

2) Diseñar listas de verificación y formularios.
  • Check List de auditoría.
  • Formulario de informe de auditoría.
  • Listas de asistencia.
3) Estandarizar la evaluación de auditoría.
  • ¿Los empleados están capacitados para describir sus actividades y los procedimientos que efectúan?
  • ¿Los empleados hacen en la práctica lo que describen en sus procedimientos?
  • ¿Los empleados desarrollan sus tareas en conformidad con lo establecido?
4) Reunión de cierre con los auditados.

5) Retroalimentación con los auditados.

La auditoría interna agrega valor al Sistema de Gestión de la Calidad. No solo ayuda a mantener la certificación en ISO 9001:2015, sino que ayuda a los empleados, encargados de procesos, gerentes y Alta Dirección a alcanzar los resultados de la organización y satisfacer a los clientes.


Tomado de: www.escuelaeuropeaexcelencia.com

ISO 19011, AUDITORIA PARA LOS SISTEMAS DE GESTIÓN, POR FIN ACTUALIZADA


Como sabemos, los sistemas de gestión ayudan a las empresas u organizaciones a alcanzar sus objetivos (energéticos, calidad, medioambiente…), por lo tanto, disponer de la norma ISO 19011, que es la encargada de auditarlos, puede resultar beneficioso para que su organización mejore.

Además de disponer de una norma que ayude a auditar los sistemas de gestión, en muchos casos es necesaria la figura del compliance officer para que se cumpla toda la normativa.

Este estándar internacional para auditar los sistemas de gestión se acaba de actualizar y, ahora, proporciona más indicaciones que nunca.

Los sistemas de gestión cada vez son más populares debido a que las organizaciones se dan cuenta de que se pueden utilizar para gestionar procesos que están relacionados con los objetivos que las empresas quieren alcanzar.

La lista de normas dirigidas a ayudar a las organizaciones a establecer sistemas de gestión efectivos es cada vez más larga. Entre ellos, podemos encontrar desde los sistemas de gestión de calidad o energía hasta la seguridad alimentaria o vial.



¿Por qué es necesaria ISO 19011?

La organización ISO ha publicado unas 70 normas sobre sistemas de gestión por sí misma. Estos estándares se han publicado aprovechando la experiencia internacional de la organización y para ayudar a las empresas a que actúen de una mejor forma que les permita ahorrar dinero y crear una ventaja competitiva.

Es decir, aunque estas normas son de carácter voluntario, proporcionan grandes beneficios, por lo que muchas organizaciones querrán disponer de alguna de esas normas, y, la norma ISO 19011 es necesaria para auditar estos sistemas de gestión.

Para conseguir los mejores resultados de un sistema de gestión y asegurar la mejora continua es necesario que se realicen auditorías (teniendo en cuenta lo establecido por ISO 19011). Y esto, no es una tarea sencilla, ya que la mayoría de las organizaciones disponen de varios sistemas de gestión implementados.

Estamos hablando mucho sobre normas ISO y quizá debamos hacer un inciso para nuestros lectores que no sepan con exactitud qué son las normas ISO y para qué sirven.

De una forma muy resumida podemos decir que son unas normas orientadas a ordenar la gestión de una empresa. 



¿Qué hace ISO 19011?

Sin embargo, la norma ISO 19011, que da Directrices para la auditoría de sistemas de gestión, ofrece un enfoque uniforme y armonizado que permite una auditoría eficaz en múltiples sistemas al mismo tiempo.

Denise Robitaille, presidenta del comité del proyecto de ISO que revisó el estándar, dijo que la norma ISO 19011 se actualizó para asegurar que siguiesen proporcionando directrices efectivas para abordar los cambios en el mercado, la evolución de las tecnologías y sobre los nuevos estándares publicados o revisados recientemente.



Opiniones de Denise Robitaille

Otro de los cambios principales de la versión de 2018 de la norma ISO 19011 incluye la adición de un enfoque basado en riesgos sobre los principios de auditoría para demostrar la mejora de los sistemas de gestión con ese enfoque de riesgo.

Hay consejos sobre la auditoría de riesgos y oportunidades, así como información sobre la aplicación de pensamiento basado en riesgos para el proceso de auditoría.

Además, Denise Robitaille también indica que la orientación se ha ampliado en varias áreas, como la gestión de un programa de auditoría y la realización de una auditoría.

Tomado de: https://www.isotools.org

lunes, 11 de febrero de 2019

¿CUÁLES SON LAS PRINCIPALES NOVEDADES DE LA NUEVA ISO 19011?

La Organización Internacional de Normalización, es una federación mundial de organismos nacionales de normalización. 

El trabajo que realizaron es el de la elaboración de las normas internacionales se realiza mediante los comités técnicos de ISO. 

Cada organismo miembro interesado en una materia para la cual se haya establecido un comité técnico, tiene el derecho de estar representado en dicho comité. Las empresas internacionales, gubernamentales y no gubernamentales, también participan en el trabajo.

La norma ISO 19011 ha sido elaborada por el Comité de Proyecto ISO/PC 302, Directrices para la auditoría de los sistemas de gestión.

La tercera edición anula y sustituye a la segunda edición de la norma ISO 19011 que ha sido revisada.

Los principales cambios que trae consigo la nueva ISO 19011:2018 son los siguientes:
  • Adición del enfoque basado en riesgos a los principios de la auditoría
  • Ampliación de la orientación sobre la gestión de un programa de auditoría, incluyendo el riesgo que presenta el programa de auditoría
  • Ampliación de la orientación sobre la realización de una auditoría, particularmente la sección sobre planificación de la auditoría
  • Ampliación de los requisitos de competencia genérica para los auditores
  • Ajustar la terminología para reflejar el proceso y no el objeto
  • Eliminar el anexo que contenía los requisitos de competencia para auditar disciplinas específicas de sistemas de gestión
  • Ampliación del Anexo A para proporcionar orientación sobre la auditoría de conceptos como el contexto de la empresa, el liderazgo y el compromiso, las auditorías virtuales, el cumplimiento y la cadena de suministro
Novedades en la norma ISO 19011

Desde que se publicó la norma ISO 19011 en el año 2011, se han publicado diferentes normas nuevas de sistemas de gestión, muchas de cuales tienen una estructura común, requisitos esenciales idénticos y términos comunes y definiciones esenciales. Como resultado, es necesario considerar un enfoque mucho más amplio para la auditoría de los sistemas de gestión, además de cómo proporcionar una orientación más genérica. Los resultados de las auditorías pueden proporcionar entradas para el aspecto de análisis de la planificación del negocio, y puede contribuir a la identificación de las necesidades y actividades de mejora.

Una auditoría puede llevarse a cabo en relación a una serie de criterios de auditoría, de forma separada o combinada incluyendo:
  • Los requisitos definidos en una o más normas de sistemas de gestión
  • Las políticas y los requisitos específicos de las partes interesadas de forma pertinente
  • Los requisitos legales y reglamentarios
  • Uno o más procesos del sistema de gestión definidos por la empresa o por otras partes
  • Los planes de sistemas de gestión que se relacionan con la provisión de salida específicas de un sistema

La norma ISO 19011 2018 proporciona orientación para todas las empresas, independientemente de su tamaño y tipo de organización, y auditorías con diferentes alcances, incluyendo aquellas llevadas a cabo por auditores individuales, ya sea en organizaciones pequeñas o grandes. La orientación debe adaptarse según sea apropiado el alcance, la complejidad y la escala del programa de auditoría.

La norma ISO 19011 se concentra en las auditorías internas y las auditorías realizadas por terceras personas. La norma también puede resultar útil para las auditoras externas realizadas con fines diferentes a una certificación de sistemas de gestión. La norma ISO 17021-1 proporciona los requisitos necesarios para realizar una auditoría de sistemas de gestión para la certificación. Dicho documento puede generar orientación adicional de utilidad.

Para simplificar la legibilidad de este documento, se prefiere la forma singular de sistemas de gestión, pero el lector puede adaptar la implementación de la orientación a su propia situación. Esto también aplica el uso de personas, auditor y auditores.

Se pretende que la norma ISO 19011 se aplique a un amplio rango de usuarios potenciales, incluyendo auditores, organizaciones que implantan sistemas de gestión y organizaciones que necesitan llevar a cabo auditorías de sistemas de gestión por motivos contractuales o reglamentarias. Sin embargo, los usuarios de este documento pueden aplicar esta orientación al desarrollar sus propios requisitos relacionados con auditorías.

La orientación se puede utilizar con el propósito de la auto declaración, y puede ser útil para empresas involucradas en la formación de auditores o en la certificación de personas.

La orientación en la norma ISO 19011 pretende ser flexible. Como se indica en varios puntos de la norma, el uso de esta orientación puede diferir dependiendo del tamaño y el nivel de madurez del sistema de gestión de una empresa. También debe considerarse la naturaleza y la complejidad de la empresa que se debe auditar, así como los objetivos y el alcance de las auditorías que se van a llevar a cabo.

Tomado de: https://www.isotools.org 

viernes, 8 de febrero de 2019

LAS NORMAS ISO Y LA ACCESIBILIDAD PARA LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD


En más de uno de nuestros artículos, hemos hablado de las normas ISO y de las muchas ventajas y beneficios que estas aportan.

Más aún, gracias a ellas se dispone de cada vez un mayor número de sistemas de gestión normalizados, que ayudan tanto a las personas de manera individual, como a cualquier entidad o negocio en forma de empresa, organización, ONG u organismo público.



Aunque, es posible que no nos hayamos centrado en comentar en cómo estas normas ISO hacen que nuestro mundo, en general, sea más accesible en muchos sentidos.

En esta ocasión, nos referimos especialmente a aquellos individuos que lo tienen más difícil. Es decir, hablamos de personas con cualquier tipo de discapacidad

En el mundo, existen más de mil millones de personas que tienen algún tipo de discapacidad.

En este sentido, no es de extrañar que se preparen y publiquen normas ISO que tengan como objetivo su empoderamiento e inclusión, ya que son parte esencial para el desarrollo de una sociedad más sostenible.

Por ende, su vinculación con los objetivos de desarrollo sostenible promovidos por Naciones Unidas, dentro de la Agenda 2030, son bastante obvios, y más todavía, si se tiene en consideración el que indica “no dejar a nadie atrás”.

En definitiva, muchas de las normas ISO publicadas hasta el día de hoy, tratan de ayudar en el cumplimiento de estos objetivos, sirviendo como herramientas clave tanto para el presente, como para el futuro.

¿Cómo ayudan las normas ISO a las personas con discapacidad?

Así, la normas internaciones ayudan de muchas maneras a las personas que tiene mayores necesidades en cuanto a accesibilidad.

De esta manera, encontramos que pueden tener influencia en el día a día de cualquier persona, desde la señalización de una calle hasta la construcción de casas o edificios.

Más concretamente, las normas ISO tienen mayor atribución en los procesos productivos.

Es decir, ayudan a los fabricantes, proveedores de servicios, diseñadores y responsables políticos a diseñar, elaborar, crear y poner en marcha productos y servicios que realmente satisfagan las necesidades de accesibilidad de cada persona, particularmente, las que disponen de algún tipo de discapacidad.

Así, estas normas ofrecen estándares para dispositivos utilizados para movilidad, tecnología de asistencia o para la inclusividad de personas mayores, en otras muchas más opciones.

De igual manera, en ISO tienen todo planificado para que la accesibilidad de todas las personas esté más que presente.

En ISO, disponen de una serie de pautas o pasos necesarios que tiene que tener en cuenta los responsables de elaborar o desarrollar los estándares, de tal forma que exista la certeza de que se consideran los problemas de accesibilidad al desarrollar nuevos estándares.

De este modo, desarrollaron junto con la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU) y la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC) un documento que incluye estas directrices.

Este documento, denominado Guía 71 de ISO / IEC, Guía para abordar la accesibilidad en las normas, tiene como meta principal ayudar a los responsables de las normas a tener en cuenta los problemas de accesibilidad al elaborar o revisar estos estándares, en especial, si no se han considerado con anterioridad.



Algunas normas ISO dedicadas a favorecer la accesibilidad de las personas con discapacidad

Por consiguiente, es real que ISO procura por todos los medios generar normas ISO, o revisar las antiguas, para crear normas totalmente inclusivas.

Por lo tanto, la gran mayoría de las normas ISO, ayudan y favorecen la construcción de un mundo pacífico y próspero que pueda cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, en este caso, el de “ no dejar a nadie atrás”.

Algunas de las normas ISO que se pueden mencionar son:

ISO 17049 sobre diseño accesible. Aplicación de braille en señalización, equipos y aparatos

Esta norma, especifica los requisitos fundamentales para el uso de braille en señalización, equipos y aparatos, incluidos los parámetros dimensionales del braille y las características de los materiales utilizados, así como las pautas para la implementación práctica.

ISO 23599 sobre productos de apoyo para personas ciegas y con problemas de visión

El propósito de esta Norma Internacional es generar una serie de requisitos para los “Tactile Walking Surface Indicators” (TWSI), que son indicadores de superficie para que puedan caminar las personas ciegas o con problemas de visión.

ISO 21902 sobre turismo y servicios relacionados. Turismo accesible para todos. Requisitos y recomendaciones

Esta norma, contribuye también con el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 3 mencionado anteriormente,

ISO 37101, Desarrollo sostenible en las comunidades. Sistema de gestión para el desarrollo sostenible. Requisitos con orientación para su uso 

Establece los requisitos para un sistema de gestión de desarrollo sostenible en las comunidades, incluidas las ciudades, utilizando un enfoque holístico, con el fin de garantizar la coherencia con la política de desarrollo sostenible de las comunidades.

Todas estas normas, son invaluables para lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 11, “ciudades y comunidades sostenibles”, que ayuda a hacer que las ciudades sean inclusivas, seguras y resilientes.


Tomado de: https://www.isotools.org

¿CÓMO INTEGRAR LA NORMA ISO 45001 CON DIFERENTES SISTEMAS DE GESTIÓN?


Para las organizaciones que tienen diferentes sistemas de gestión, como ISO 9001, ISO 14001, ISO 45001, etc. Es interesante realizar la integración.
Según la ISO la normalización es una actividad que persigue un objetivo muy claro. Dicho objetivo es establecer las disposiciones que se encuentran destinadas a conseguir un nivel de ordenamiento óptimo en el contexto dado. También lo podemos expresar como la forma de resolver problemas mediante mecanismos estandarizados.

La norma ISO 45001 persigue la simplificación, la unificación y la especialización, lo que redunda en la optimización del proceso.

Un sistema de gestión es un conjunto de principios que se encuentran relacionados entre sí de forma ordenada.

Las empresas cuentan con diferentes referencias independientes. Por este motivo las organizaciones optarán a incorporarse de forma progresiva o adaptadar según las exigencias externas que requieran su incorporación. La misma organización puede contar con diferentes sistemas de gestión independientes. Por este motivo, se multiplican los recursos que debe dedicar a dicha faceta.

Ante dicha problemática, surge la solución, la integración de sistemas de gestión, en la que se aprovecha la parte común de los distintos referentes para generar una nueva estructura que incluya todos. De esta manera aparece una nueva oportunidad para conseguir una mayor rentabilidad y fiabilidad en los resultados obtenidos. Además, es mucho más fácil conseguir las metas establecidas.

Las principales ventajas que presenta la integración son:
  • Simplificar los requisitos del sistema de gestión.
  • Disminuir la complejidad asociada a la implementación de los distintos sistemas.
  • Optimizar los recursos.
  • Reducir los costos.
  • Realizar auditorías integradas.
  • Alineación de los objetivos de los diferentes estándares y sistemas.
En la actualidad los estándares más utilizados en las organizaciones para la gestión de las actividades son:
  • ISO 9001, relacionado con la gestión de la calidad.
  • ISO 14001, relacionado con la gestión de los aspectos ambientales significativos.
  • ISO 50001, relacionado con la gestión energética.
  • ISO 45001, cuyo objetivo es optimizar la gestión en materia de prevención de riesgos laborales.
A pesar de que el estándar ISO 45001 no tenga una estructura de alto nivel homogénea a la que los estándares ISO, puede ser integrado con este tipo de sistemas de gestión.

Una vez publicada la norma ISO 45001. La nueva norma ISO 45001 se redacta, entre otras cosas, para incrementar la facilidad de implantación de un sistema de gestión en materia de prevención de riesgos laborales y, por lo tanto, ayuda a mejorar las condiciones de los empleados, dotando de la misma estructura de alto nivel que los estándares ISO.

Todas las empresas que tengan implantado un sistema según la norma OHSAS 18001 deberán realizar la migración a ISO 45001. Contarán con un plazo, más que suficiente, de 3 años.



Es necesario que se incremente la facilidad de implementación e integración:
  • Refuerza el papel de la alta dirección en el liderazgo del Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo. Siendo una parte importante de su estrategia de negocio.
  • Pone mayor énfasis en el contexto en el que trabaja la empresa y en la gestión de los riesgos. Es necesario que se aproveche el conjunto de circunstancias que puedan conducir a la mejora del desempeño.
Los Sistema Integrados de Gestión han sido y siguen siendo una herramienta indispensable para mejorar los procesos productivos y caminar hacia la excelencia. Se posiciona como elementos diferenciales en términos de calidad, gestión de aspectos ambientales significativos, aprovechar la energía o prevenir de riesgos laborales, entre otras formas.

La integración de los sistemas de gestión es el conjunto de elementos. Dichos elementos permiten implantar y conseguir los objetivos de una empresa, aunando elementos diversos como puede ser la calidad, el medio ambiente o la seguridad y salud en el trabajo.

Consiste en las acciones que deberá emprender la organización para unificar los criterios y los objetivos que se relacionan con las normas ISO y sus sistemas de calidad, medio ambiente y seguridad y salud. Los criterios y objetivos, se encuentran reglamentados mediante normas ISO.

La integración no se hace sin justificación alguna, sino que es necesario conseguir alguna ventaja competitiva frente a la competencia y mejorar la eficiencia de la organización.

Al realizar una integración eficaz se eliminan los costos de tiempo y materiales que se derivan de la duplicidad, documentación innecesaria, comunicación redundante, etc.

Además, se simplifica de forma enorme el proceso de auditoría externa o auditoría de certificación. Todo nuestro sistema se encuentra integrado para satisfacer las necesidades de distintas normas que afectan a distintos ámbitos de actuación.

Se minimizan los costes ya que se mejora la eficiencia y eficacia de nuestro proceso productivo y de nuestro proceso interno.

Se obtiene una mayor rentabilidad, capacidad para reaccionar ante cambios de mercado, anticiparse a movimiento y estrategia de la competencia. Se mejora la imagen que, tanto, consumidores como clientes tienen de nuestra organización.


Tomado de: https://www.nueva-iso-45001.com

jueves, 7 de febrero de 2019

LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL ESTÁ CAMBIANDO LA FORMA EN QUE CULTIVAMOS, COMPRAMOS Y ELEGIMOS LO QUE COMEMOS

La tecnología ha revolucionado la agricultura a intervalos regulares, desde la invención del arado tirado por bueyes en el antiguo Egipto, hasta el primer tractor a gasolina de principios del siglo XX. 
Por Juergen Voegele*

En la década de 1960, la Revolución verde consistió en la siembra de variedades de semillas de cereales de alto rendimiento, fertilizantes químicos y pesticidas.

La Cuarta Revolución Industrial no es diferente. En 2017, una granja robótica en el Reino Unido hizo su primera cosecha totalmente a máquina. Vehículos autónomos sembraron, fertilizaron y cosecharon cinco toneladas de cebada. En los próximos dos o tres años, las tecnologías digitales en la agricultura tendrán una cobertura de mercado considerable en todo el mundo, según las estimaciones.

En enero, un informe del Foro Económico Mundial desarrollado en colaboración con McKinsey & Company identificó 12 sectores de tecnología emergentes que tienen el potencial de tener éxito en varias dimensiones del sistema alimentario. Podrían cambiar la forma de demanda de alimentos, a través de proteínas alternativas y nutrición personalizada; por ejemplo, promover los vínculos a lo largo de la cadena de valor de los alimentos, a través de servicios móviles, Big Data, Internet de las cosas y trazabilidad habilitada con cadena de bloques; y crear sistemas de producción efectivos, mediante sensores de agua, modificación genética y otros avances científicos que hacen que la agricultura sea más precisa y de mayor rendimiento.


En conjunto, estas innovaciones transformarán un sector que a menudo se caracteriza en demasiadas partes del mundo por la pobreza y el desperdicio. Pero el potencial de las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial para promover el desarrollo sostenible en las zonas rurales no puede darse por sentado. Aunque la producción mundial de alimentos se cuadruplicó entre 1960 y 2010, en gran parte gracias a la tecnología y la expansión del comercio, esto no dio lugar a mejores resultados para los productores de alimentos, los consumidores o el medio ambiente. Los agricultores se encuentran cada vez más en un equilibrio de alto volumen/bajo precio, donde las ganancias que podrían sacarlos de la pobreza se ven parcialmente erosionadas por los precios más bajos asociados con el aumento de la oferta.

Aunque el incremento de la tierra agrícola y la productividad laboral ayudaron a que millones de personas en países como China y Vietnam aumentaran sus ingresos para salir de la línea de pobreza, esta sigue siendo claramente un problema rural. Alrededor del 80% de las personas pobres extremas del mundo vive en áreas rurales y el 65% de los adultos pobres que trabajan se ganan la vida con la agricultura, según un análisis del Banco Mundial de 2016. Paradójicamente, las mismas personas que se pasan la vida produciendo alimentos son las que menos seguridad de obtener alimentos tienen en el mundo. A nivel mundial, el hambre aún afecta a 815 millones de personas.

Mientras que la producción de alimentos se ha mantenido con éxito con el crecimiento de la población, las enfermedades relacionadas con la dieta se han convertido en una de las principales causas de muerte prematura. La obesidad está en aumento en prácticamente todas las regiones del mundo. La nutrición subóptima ahora afecta la salud y las expectativas de aproximadamente tres mil millones de personas. Es casi una de cada dos personas en el planeta. El retraso en el crecimiento frena a un tercio de los niños en el África subsahariana y el sur de Asia, y les roba su potencial futuro en una economía que valora cada vez más el cerebro en lugar del músculo.

La agricultura moderna también es responsable de una gran parte de la degradación ambiental. "Con las dietas y prácticas de producción actuales, alimentar a 7600 millones de personas degrada los ecosistemas terrestres y acuáticos, a la vez que agota los recursos hídricos e impulsa el cambio climático", afirma un artículo en la revista Science. En otras palabras, nuestro apetito descontrolado está causando estragos. La producción de alimentos es responsable del 26 % de las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero, el 32 % de la acidificación de la tierra, el 78 % de la eutrofización y dos tercios de las extracciones de agua dulce. Ocupa el 87 % de la tierra sin hielo y no desértica del mundo.

La verdadera pregunta, entonces, no es si las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial nos ayudarán a producir más alimentos. Es si acaso tienen el potencial de cambiar el modelo actual a un sistema más inteligente que pudiera mejorar las condiciones de los productores, consumidores y el planeta. Algunos de los desarrollos más interesantes pueden no estar en la actividad agrícola. Si bien se ha prestado mucha atención a las mejoras a nivel de la actividad agrícola, puede haber una cantidad igual o mayor de disrupciones en los pasillos de los supermercados, en línea y en las aplicaciones de agregación.

El potencial de cambio se hace evidente una vez que se considera la complejidad del sistema alimentario. Se relaciona con los 570 millones de establecimientos rurales que producen nuestros alimentos y las 7600 millones de personas que los consumen. Agregue a este panorama aproximadamente 100.000 empresas que suministran insumos para la actividad agrícola, como semillas, fertilizantes, productos financieros y seguros, y millones de empresas que mueven, procesan y venden productos derivados, y no es de extrañar que las empresas basadas en datos como Amazon y Alibaba se estén metiendo en el negocio de la comida.

"Está empezando a quedar claro por qué Amazon compró Whole Foods", informó CNBC en junio, un año después de la adquisición de Whole Foods por parte de Amazon. "Por un lado, tiene en sus manos una gran cantidad de datos de compras, que serán útiles a medida que Amazon expanda sus tiendas de comestibles en línea y sus ofertas de marcas privadas".

La tecnología digital es un cambio de panorama para el sistema agroalimentario, ya que reduce drásticamente el costo de vincular a los compradores y vendedores en los mercados. A su vez, una mayor eficiencia en los mercados de flujos de fondos y productos derivados podría generar precios más altos para los agricultores y una mayor competencia entre los intermediarios.

Cargill, el comerciante estadounidense de granos y empacado de carne, según los informes, debe reconsiderar su modelo comercial y avanzar hacia operaciones alimentarias más integradas como resultado de las disrupciones digitales, incluida la democratización de la información sobre los precios de los cultivos. Al conectar a los empresarios agrícolas directamente con los compradores, la compañía china de tecnología, comercio electrónico e inteligencia artificial Alibaba está reduciendo la pobreza en aldeas remotas. Un futuro en el que las comunidades rurales reciban una recompensa justa por el cultivo y la conservación de los recursos locales sería un hecho positivo, de hecho, tras décadas de migración del campo a la ciudad.

Un nuevo equilibrio volumen/precio de los alimentos también mejoraría el planeta, reduciendo el consumo de agua y el uso de la tierra, la emisión de gases de efecto invernadero y otras formas de contaminación que se generan para producir una asombrosa cantidad de alimentos que nunca se consumen. (Los expertos estiman que aproximadamente 1000 millones de toneladas de alimentos se desechan cada año, lo que representa el 8 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero).

El sector de la alimentación está actualmente tan plagado de ineficiencias (también conocidas como "fallas del mercado") que ha comenzado a atraer intereses y soluciones empresariales tecnológicas serias. En los últimos años, foros como Seeds & Chips en Milán y el EAT Forum en Estocolmo se han convertido en focos de creatividad, donde los empresarios que están reconsiderando los alimentos se mezclan con defensores, políticos e investigadores. Winnow es una start-up que ha reducido a cero los residuos de alimentos en las cocinas comerciales mediante la conexión de análisis de datos y escalas. Protix apuesta a que tiene más sentido alimentar a los insectos, criados localmente en los desperdicios de alimentos, para las aves de corral holandesas, que usar anchoas peruanas, que deben recorrer casi la mitad del mundo para luego molerse y convertirse en harina de pescado.

Si bien los tiempos son emocionantes para los empresarios de tecnología agrícola, es demasiado pronto para declarar la victoria por un desarrollo incluyente y sostenible. Las tecnologías disruptivas podrían ayudar a distribuir alimentos, riqueza y datos, reducir el hambre y el desperdicio, y empoderar a los agricultores para que produzcan alimentos más valiosos, resilientes al clima y nutritivos para sus clientes. O podrían estimular una consolidación del sector alimentario, permitiendo que unas pocas empresas dominen el mercado, limitando las opciones de alimentos y expandiendo las malas prácticas en lugar de corregirlas.

Algunas de las opciones de política que pueden dirigir el sistema alimentario hacia mejores resultados han sido claras durante años. Los esquemas de certificación ecológicos, la información nutricional útil para el usuario, las reglas de adquisición local y los incentivos para la conservación tienen un papel que jugar en la batalla por sistemas alimentarios más nutritivos y sostenibles. Las Reformas de la política agrícola común (PAC) de la Unión Europea han llevado a una reducción en el uso de fertilizantes, a una mayor diversificación de cultivos y a pagos por servicios ecosistémicos, a la vez que se continúa apoyando el nivel de vida de los agricultores y la alta productividad. En julio, cuatro de las compañías de alimentos más grandes del mundo, Danone, Mars, Nestlé y Unilever, anunciaron que estaban formando una alianza para avanzar en las políticas de sostenibilidad y nutrición en los Estados Unidos.

Lo que es menos obvio es el marco de políticas que los gobiernos deberían adoptar en relación con los datos de la producción agrícola y los consumidores, y cómo respaldar una economía alimentaria sana, diversa, competitiva y verdaderamente sostenible en el futuro.

El cambio va más allá de la tecnología. Las innovaciones políticas se necesitan con urgencia. Lo que está en juego es la profundidad de la transformación agrícola y la maximización de sus dividendos para millones de pequeños productores de alimentos, así como para los empresarios de alimentos y los consumidores de todo el mundo.

Este artículo es parte de la serie Cuarta Revolución Industrial para la Tierra del Foro Económico Mundial, que explora cómo las tecnologías innovadoras están comenzando a transformar la manera en que manejamos los recursos naturales, y aborda el cambio climático y otros desafíos ambientales causados ​​por la industrialización.

* Juergen Voegele, Director Sénior, Práctica Global de Agricultura y Alimentos, Banco Mundial.

Tomado de: https://es.weforum.org