jueves, 31 de agosto de 2017

ISO 37001: EL FUTURO DE LA GESTIÓN ANTISOBORNO

La Norma ISO 37001 ofrece a las empresas soluciones para prevenir, detectar y gestionar conductas delictivas de soborno y así cumplir con la legislación y los compromisos propios.
La corrupción es uno de los grandes problemas que hay que abordar de forma global y así se ha manifestado en la Cumbre Global Anticorrupción celebrada en Londres en mayo de este año 2016. Esta reunión contó con los países del G20, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, entre otros organismos internacionales, demostrando así la preocupación global y la necesidad de buscar una solución unitaria y eficaz.

La Norma ISO 37001 ha nacido para ayudar a incrementar los avances que las numerosas herramientas ya existentes están logrando (como convenciones internacionales, leyes nacionales, buenas prácticas, etc.) en la lucha contra el soborno ya que se ha establecido como uno de los graves riesgos a los que se enfrentan en su día a día todas las organizaciones.

Las repercusiones de los sobornos.
La Norma ISO 37001 tiene como objetivo ayudar a combatir el soborno en las organizaciones, tanto privadas como públicas.
Si se establece en cifras el impacto de la corrupción asciende aproximadamente a los 2.000 millones de euros de forma global y por el periodo de un año. Es decir, representa el 2% de la economía global.

Sin embargo, esta imagen no nos permite ver más que la magnitud del problema, sin poder discernir todos aquellos aspectos a los que afecta esta conducta delictiva. Entre algunas de sus consecuencias más directas se encuentran las siguientes:
  • perjudica la competencia real en todos los sectores
  • incrementa los costes asociados a hacer negocios
  • distorsiona las relaciones comerciales
  • aumenta los costes relacionados con la realización de los productos y servicios
  • incide negativamente en la calidad
  • destruye la confianza
  • e interfiere negativamente en la evolución, crecimiento y mejora de los mercados.

De esta forma, el soborno transciende de unas simples cifras para dibujarnos todo un escenario y un futuro que tenemos que tener presente y para el que es necesario establecer medidas eficaces en la actualidad para prevenir que estas consecuencias se incrementen y lleguen a dañar de forma irreversible la situación del mercado y de las distintas empresas de todos los sectores.

El papel de la Norma ISO 37001

La Norma ISO 37001, Sistema de Gestión Antisoborno, es genérica debido a que persigue el objetivo de que pueda ser aplicada por todas las empresas sin distinguir tipo, dimensiones, naturaleza de su actividad o si es pública o privada.

Además, está diseñada como una herramienta independiente, evaluable y compatible con otros sistemas de gestión de la empresa ya disponga o que tenga previsto implantar debido a la adopción de la estructura de alto nivel. Entre las opciones de compatibilidad se encuentra la Norma ISO 9001:2015, Sistema de Gestión de la Calidad, la Norma ISO 27001:2014, Sistema de Gestión de la Seguridad de la Información o la Norma ISO 14001:2015, Sistema de Gestión Ambiental.

La propia ISO en el documento “ISO 37001, Anti-bribery management systems” los define como:

“An anti-bribery management system is designed to instil an anti-bribery culture within an organization and implement appropriate controls, which will in turn increase the chance of detecting bribery and reduce its incidence in the first place. ISO 27001, Anti-bribery management systems – Requirements with guidance for use, gives the requirements and guidance for establishing, implementing, maintaining and improving an anti-bribery management system.”

De esta forma, la Norma ISO 37001 se centra en aspectos como:
  • Establecer una cultura que promueva la integridad, transparencia y compliance.
  • Adoptar una política clara antisoborno.
  • Formación como parte de conseguir los objetivos de integridad y transparencia.
  • Evaluación de los riesgos asociados al soborno.
  • Establecimiento de procesos de diligencia y controles tanto financieros como comerciales.
  • Información e investigación.

Se puede destacar algunos de los beneficios que aportará a las empresas su aplicación como son una clara mejora de la reputación de la empresa al demostrar su compromiso y transparencia tan necesaria y parte de las expectativas que las distintas partes interesadas colocan sobre ella.

Además, disminuye el riesgo de que la empresa se vea envuelta en una situación de delito de soborno, permite y promueve el cumplimiento de la legislación de los distintos países en los que opere y la adopción de buenas prácticas, mejora la situación competitiva y mejora los mercados, estos dos aspectos vistos como beneficios claramente globales y que tardarán más tiempo en tomar forma.

Para finalizar, la ISO en el anterior documento nos indica brevemente los siguientes beneficios de aplicar la Norma ISO 37001 en todas las empresas:

In this way, it helps to reduce the risk of bribery occurring and can demonstrate to your management, employees, owners, funders, customers and other business associates that you have put in place internationally recognized good practice anti-bribery controls. It can also provide evidence in the event of a criminal investigation that you have take reasonable steps to prevent bribery”.

Tomado de: https://www.sbqconsultores.es/

SALUD EN EL TRABAJO: IMPORTANCIA DE LAS PAUSAS ACTIVAS

Las pausas activas son una herramienta necesaria para mejorar las condiciones de salud en el trabajo y evitar el sedentarismo laboral; su ejecución permite disminuir las probabilidades de sufrir enfermedades profesionales.
Las pausas activas son descansos transitorios dentro de la jornada laboral que se ejecutan mediante la realización de ejercicios físicos y mentales con el fin de recuperar energía. Esta serie de ejercicios se realizan para reducir la fatiga laboral y para que el cuerpo no se vea afectado con el tiempo corriendo el riesgo de sufrir una posible enfermedad laboral o algún accidente de trabajo que genere una discapacidad en ocasión del trabajo que se venía desarrollando.

En nuestro país, la Ley de Obesidad, Ley 1355 de 2009, en el artículo 5 en relación a las estrategias para promover la actividad física, indica que el Ministerio de la Protección Social, hoy Ministerio de Salud y Protección Social, reglamentó mecanismos para que en todas las empresas del país se promuevan espacios durante la jornada laboral para la realización de pausas activas que incluyan a todos los empleados, y que para ello se contará con la ayuda y el apoyo de las administradoras de riesgos laborales.

Estos descansos transitorios son herramientas vitales para la salud en el trabajo, pues contribuyen a prevenir enfermedades y discapacidades mediante la actividad mental y física. La pausa activa o gimnasia laboral cumple la función de aliviar la tensión de diversos músculos del cuerpo, mejorar la movilidad articular, corregir la mala postura, disminuir cargas osteomusculares por mantenimiento de posiciones prolongadas, eliminar la falta de concentración y el mal humor, suspender momentáneamente las actividades que involucren movimientos repetitivos, etc.

La Organización Mundial de la Salud –OMS– argumenta que la inactividad física es todo lo contrario a realizar “cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos, con el consiguiente consumo de energía. Ello incluye las actividades realizadas al trabajar, jugar y viajar, las tareas domésticas y las actividades recreativas”. De tal manera, esta incrementa significativamente las causas de sufrir enfermedades no transmisibles, e indica que una de las razones que la genera es el sedentarismo laboral, comprendido como la inactividad o falta de actividad física regular ocasionada por el desempeño de tareas relativas al trabajo.

Las pausas activas han sido una de las principales herramientas de la seguridad y salud en el trabajo para promover actividad física enfocada a realizar estiramientos y ejercicios que propicien cambios de posición y y/o movimientos repetitivos durante la jornada laboral. Para clarificar algunos aspectos sobre el tema, respondamos los siguientes interrogantes:

¿Quiénes deben realizar las pausas activas?
Como se mencionó anteriormente, la Ley 1355 del 2009 indica que todos los empleados (dependientes o independientes) que realicen una labor continua por más de 2 horas, deberán realizar las pausas activas. El empleador deberá otorgar las autorizaciones que permitan desarrollar este espacio, pues dentro de sus deberes se encuentra procurar el cuidado integral de la salud de sus trabajadores, así como también la ejecución y cumplimiento de lo estatuido en las normas de salud y seguridad en el trabajo. A su vez el trabajador deberá velar por el cuidado integral de su salud cumpliendo con las normas, reglamentos y disipaciones.

¿Quiénes no deben realizar las pausas activas?
No podrán realizar pausas activas sin antes consultar al médico las siguientes personas:

Quienes presenten fracturas no consolidadas, hipoglicemia, personas hipertensas y personas que necesiten o requieran reposo

¿Cuál es el tiempo a emplear en la pausa activa?
Se podrá emplear un término de 10 a 15 minutos para realizar los ejercicios corporales, visuales y mentales.

Papel del profesional de la salud ocupacional en las pausas activas
El empleador deberá contar con la formación o con personal a cargo que posea los fundamentos y conocimientos idóneos de protección de la salud del trabajador en torno a la labor que desarrolla en la empresa, pues este funcionario, en representación del empleador, velará por el bienestar y la salud de cada uno de los trabajadores. De tal manera se busca garantizar el estado mental, físico y social de los empleados, mediante el desarrollo e implementación de medidas que procuren mantener la salud integral de los trabajadores teniendo como resultado el sostenimiento de un ambiente de trabajo sano y seguro.

Propósito principal
El propósito principal de la realización de las pausas activas en el trabajo es contribuir con la eliminación y/o disminución de enfermedades laborales; por ello el empleador, junto con las administradoras de riesgos laborales, deberá implementar mecanismos, políticas, dinámicas y demás estrategias que permitan mantener en condiciones óptimas la salud de los trabajadores.

Ventajas y beneficios de realizar pausas activas en el trabajo
  1. Disminuyen el riesgo de enfermedades profesionales.
  2. Favorecen el mejoramiento de la postura.
  3. Disminuyen el estrés y la sensación de fatiga (visual y corporal).
  4. Estimulan y favorecen la circulación.
  5. Mejoran el desempeño laboral.
  6. Favorecen la capacidad de concentración.
  7. Motivan y mejoran las relaciones interpersonales y promueven la integración social.
  8. Reducen la tensión muscular.
  9. Previenen lesiones como los espasmos musculares.

Fuente:http://actualicese.com/

Tomado de: https://www.sgsst-col.com.co/

BENEFICIOS DE INTEGRAR LAS NORMAS ISO 9001 E ISO 14001

Hay muchas ventajas para una organización, incluyendo:
  • ​ Mejora del desempeño empresarial​
  • Reducir la documentación y duplicación ​
  • Un enfoque holístico
  • Ahorra tiempo y recursos
  • Posicionará la calidad y la sostenibilidad en el corazón de la organización​
  • Mejora de la gestión de riesgos y oportunidades​
  • Mejora del desempeño empresarial
El Anexo SL hace más fácil la integración de múltiples sistemas de gestión obteniendo con ello mayores beneficios empresariales. Asegura que todos los procesos de la organización tanto para el desempeño en calidad como en medioambiente están alineados con las estrategias de negocio de la organización, haciendo más fácil la mejora continua de todos los sistemas de gestión. 

Reducir la documentación y duplicación 

Al cumplir con todos los requisitos de la norma gracias a un conjunto de políticas y procedimientos, integrando ISO 9001 e ISO 14001, evitará la superposición de responsabilidades y duplicaciones innecesaria. Esto dará lugar a una menor duplicación que hará los procesos sean más faciles de gestionar y mantener.

Un enfoque holístico

La integración de distintos sistemas de gestión proporciona un enfoque más integral de los procesos de negocio que aumenta la eficiencia, desarrolla soluciones conjuntas a los problemas en diferentes áreas de trabajo y proporciona una una visión completa de la organización. Este enfoque estratégico se traducirá en la optimización del rendimiento de ambos sistemas de gestión e impulsará el valor real de la organización.

Ahorra tiempo y recursos

Con un sistema de gestión integrado del proceso de auditoría - tanto interno como externo - será más eficaz disminuyendo las interrupciones, eliminando la duplicación de las actividades de auditoría y ahorrará tiempo, dinero y otros recursos.

Posicionará la calidad y la sostenibilidad en el corazón de la organización

Las nuevas versiones de las normas aseguran que la gestión de la calidad y el medioambiente están ahora complementamente integradas dentro de la estrategia del negocio de la organización. Utilizado como una herramienta de gestión empresarial, integra los procesos de mejora del rendimiento con el tiempo y, promueve la importancia de la calidad y los requisitos ambientales al mismo tiempo.

Mejora de la gestión de riesgos y oportunidades

Usando un enfoque basado en la gestión del riesgo, las nuevas versiones de las normas promueven un enfoque proactivo a identificar los riesgos y aprovechar las oportunidades, por lo que la mejora continua es sistemática. Esto conducirá a una mejor gobernabilidad y la toma de decisiones a través de la calidad y la gestión ambiental.

Fuente: BSI España


Tomado de: http://koneggui.com.ec/

6 FORMAS DE MANTENER TU MOTIVACIÓN COMO EMPRENDEDOR

Emprender es uno de los trabajos más complicados que existen. No sólo necesitas conocimientos, productividad y dedicación, sino también una fuerte motivación que te ayude a seguir adelante. 
Por: José Antonio Muñoz S.

En muchas ocasiones un emprendedor se enfrenta a situaciones complicadas que hacen que el camino se convierta en una cuesta arriba. En estas situaciones es normal que baje la moral y es por ello que muchos emprendedores pueden verse tentados por abandonar su proyecto.

Pero como se ha demostrado a lo largo del tiempo, el éxito en los negocios está muy ligado a la perseverancia. Si nos rendimos fácilmente será difícil que podamos alcanzar nuestras metas. Tenemos que trabajar duro en nuestro proyecto tanto en los buenos como en los malos tiempos.

Pero ¿qué puede hacer un emprendedor para recobrar la motivación e inspiración que necesita? En este artículo vamos a ver 6 formas de mejorar la motivación emprendedora que podrás poner en práctica cuando las cosas no vayan como esperas.

¿Cómo mejorar tu motivación emprendedora?

1. Visualiza tus metas y objetivos
En ocasiones, cuando estamos inmersos en una vorágine de tareas, decisiones y problemas operativos, es normal perder de vista nuestra visión emprendedora.

Comenzamos a perder el sentido emprendedor y nos vemos como trabajadores esclavos de nuestro proyecto.

Es en estos momentos cuando debemos parar y recapitular. Tenemos que visualizar cuál es el objetivo de todo nuestro trabajo, cuáles son las metas que queremos conseguir y cómo nos sentiremos cuando las alcancemos.

De este modo conseguiremos recuperar el espíritu emprendedor y volveremos a poner las cosas en perspectiva. “Sí, estamos trabajando muy duro, pero lo estamos haciendo por nuestro sueño”

2. Lee
Existe una gran cantidad de libros llenos de inspiración e información valiosa para emprendedores. Además, leer te ayudará a mantener una mente activa y ejercitada.

Leer es una de las actividades que, sin duda, te ayudará en tu camino como emprendedor.

Aquí puede ver un listado con 100 libros que un emprendedor apasionado leerá al menos una vez en su vida. Seguro que encuentras más de un libro interesante.

3. Descubre las mejores películas para emprendedores
El cine no sólo es una fuente de entretenimiento sino también de conocimientos, motivación, ideas e inspiración. En este caso hablamos de películas para emprendedores que nos pueden ayudar a mejorar nuestra motivación por las historias que cuentan o los conocimientos que transmiten.

Ver películas como “En busca de la felicidad”, “Joy” o el “Lobo de Wall Street” puede darnos el empujón que necesitamos para recuperar la motivación que hemos perdido. Si quieres descubrir más películas como estas, no te pierdas las 20 películas de emprendedores más motivadoras.

4. Habla con otros emprendedores
Cuando decidimos emprender y lo hacemos en solitario, es probable que tengamos que enfrentarnos a la soledad laboral. Al emprender sin un socio que nos dé su apoyo o un equipo de trabajo que nos ayude a completar tareas, sentiremos que todo el peso del negocio recae sobre nuestros hombros.

Aunque en muchas ocasiones podremos comentar con nuestra familia y amigos los pormenores del proyecto, jamás será lo mismo que hacerlo con un socio o con otros emprendedores que estén pasando por nuestra situación. Por este motivo es importante que entablemos relaciones con otros emprendedores que nos puedan dar soporte y comprendan nuestras vivencias.

Para poder encontrar otros emprendedores con los que compartir experiencias podemos buscar en páginas como MeetUp, en asociaciones de emprendedores o incluso en foros y blogs de internet. Poder hablar con otros emprendedores es algo que nos ayudará a mejorar nuestra motivación, compartir experiencias o incluso conseguir perspectivas diferentes para solucionar nuestros problemas.

5. Desconecta
Aunque el mito del emprendedor que trabaja día y noche en su proyecto está muy extendido, este no es el modelo ideal. Un emprendedor como cualquier otra persona, necesita sus horas de descanso y sus periodos de desconexión.

Si no desconectamos con frecuencia podemos llegar a quemarnos y a aborrecer nuestro proyecto: esto significa una falta de motivación y un decrecimiento de la productividad.

Por muy ocupados que estemos y por muchas tareas que tengamos pendientes, tenemos que aprender a desconectar y a hacer un correcto balance entre nuestra vida personal y nuestra vida profesional. Muchos emprendedores se obsesionan tanto con sus proyectos que les resulta imposible desconectar y acaban perdiendo amigos y familia.

6. Mantente positivo
Por último debemos mantener siempre una actitud positiva; incluso cuando las cosas no van tan bien como esperamos. Para conseguir esto es importante que sepamos que el fracaso no es el fin y que siempre vamos a tener la oportunidad de volver a intentarlo.

El psicólogo Émile Coué ideó un método para mejorar la motivación y la seguridad en uno mismo basado en un proceso de autosugestión. Este método consiste en repetir todos los días una o varias frases a modo de mantra hasta que nuestro cuerpo se auto-sugestiona de que este mantra es real.

Por ejemplo, siguiendo este método de Coué, podemos repetirnos todos los días la frase “Voy a tener éxito con mi Startup” y visualizarnos obteniendo ese éxito para cambiar nuestro estado y así sentirnos más proclives a conseguirlo.

Ahora que ya conoces estas 6 formas de mejorar la motivación emprendedora es hora de ponerlas en marcha para afrontar con mayor determinación nuestros retos. ¿Qué otras formas tiene de seguir motivado?

Tomado de: http://www.negociosyemprendimiento.org/

martes, 29 de agosto de 2017

NORMA ISO 21500: GUÍA PARA LA GESTIÓN DE PROYECTOS

Cuando hablamos de la norma ISO 21500 estamos haciendo referencia al conjunto de indicaciones o pautas sobre Dirección y Gestión de Proyectos. 
Estas pautas concretan la forma en la que una compañía gestiona sus normas en relación a los proyectos, los procesos, los tiempos o los riesgos entre otros.

La norma ISO 21500 ha sido elaborada como una guía cuyo objetivo principal es conseguir dar una orientación a las organizaciones en su gestión. Por ello, la norma ISO 21500 no incluye requisitos como tal y no ha sido elaborada con ningún tipo de fin de certificación. Esta es una de las cuestiones que difiere con el estándar de sistemas de gestión de calidad, ISO 9001, el cual ofrece una descripción de los procedimientos y sistemas que se recomiendan a las compañías para la mejora de los procesos y cuestiones operacionales.

Esta norma ISO 21500 da soporte a uno de los principales motores económicos mundiales como son los proyectos. 
Conocer la gestión y saber gestionar los proyectos es una cuestión que cada día está adquiriendo una mayor importancia. Como ya hemos mencionado, la norma ISO 21500 ofrece una descripción detallada y muy explicativa de los conceptos y procesos que se consideran relevantes en esta línea, por eso, su finalidad es la ayuda a directores de proyecto, principiantes o experimentados, a aplicar las mejores prácticas en la gestión de sus proyectos, mejorando los resultados de negocio y concluyendo sus misiones con éxito. La norma europea puede hacerse extensible a multitud de áreas, lo que amplía aún más su utilidad. Está diseñada para permitir su aplicación a:
  • Cualquier tipo de organización. Incluidas las organizaciones públicas, privadas o comunitarias.
  • Proyectos de diversa índole. Independientemente de su complejidad, tamaño y duración.
Si deseas conocer más información sobre el resto de normas ISO disponibles actualmente para la mejora de los sistemas de gestión puedes visitar el resto de artículos de nuestro blog, como por ejemplo “¿Cómo implementar las normas ISO?”.


Objetivos

El principal objetivo de la norma ISO 21500 es recomendar a las distintas compañías una forma profesional de elaborar los proyectos cumpliendo con los estándares más exigentes, demandados por el mercado global. Esta norma ofrece una descripción de alto nivel acerca de los diferentes conceptos y procesos que componen las buenas prácticas en dirección y gestión de proyectos.

Dado que ofrece una descripción de alto nivel sobre conceptos y proyectos, los nuevos directores de proyectos junto con los gerentes con experiencia pueden servirse de la norma ISO 21500 para lograr una mejora del éxito del proyecto y la consecución de resultados empresariales.

La estructura de la norma ISO 21500 continua con las directrices del PMBOK, el ya conocido estándar del PMI. Esta estructura posibilita la aplicación genérica en cualquier empresa independientemente del tamaño o sector en el que opere.


La norma ISO 21500 persigue la estabilización y sistematización de tareas, así como la homogeneización de las actividades. Es decir, pretende que el resultado de un proceso sea el mismo independientemente de la persona que lo realiza.

Gracias a la implementación de la norma ISO 21500 se desea conseguir que las compañías conecten sus objetivos con proyectos exitosos, potencien la mejora continua en toda la organización, tener en cuenta las sinergias positivas o los posibles conflictos con las partes interesadas antes de que aparezcan, mejorar la empleabilidad y movilidad de los usuarios y la capacidad para trabajar en proyectos internacionales.

Ventajas

Los beneficios de la aplicación de norma ISO 21500 en la compañía incluyen:
  • Fomento de la transferencia de conocimientos entre proyectos y organizaciones.
  • Mejora de las condiciones de ejecución de las diferentes etapas de los proyectos.
  • Fomentar los procesos de licitación y su eficiencia.
  • Promoción del uso de una terminología de gestión de proyectos coherente.
  • Aumento de la flexibilidad de los trabajadores de gestión de proyectos.
  • Adecuación de la capacidad de los equipos de proyecto para su trabajo en entornos internacionales.
Como conclusión podríamos decir que adecuarse a lo que dispone la norma ISO 21500 supone avanzar hacia la internacionalización, adaptándose a las nuevas condiciones de globalidad en los mercados, sobre todo en un entorno de eficiencia y sostenibilidad que parte de una buena integración y una coordinación eficaz.


Tomado de: https://www.isotools.org/

PLAN DE INTEGRACIÓN: ANÁLISIS DE CONTEXTO


Para que la integración de sistemas de gestión tenga el éxito deseado es necesario elaborar un Plan de Integración, para lo cual tendremos en cuenta varias directrices.

En primer lugar hablaremos del análisis del contexto, es necesario para que la organización sea consciente de la situación inicial, de este modo es posible la identificación y análisis de la situación y características actuales como:
  • Los conocimientos y experiencias con las que cuenta la organización para realizar el proceso de integración.
  • Las exigencias y expectativas de clientes y partes interesadas vinculadas a las áreas de gestión que se van a integrar.
  • Si existe o no sistemas encaminados a la satisfacción de estas necesidades.
  • Los posibles riesgos que pueden sufrir durante el proceso de integración.
Gracias al análisis del contexto, las organizaciones podrán seleccionar el modo más adecuado para la implantación de un sistema integrado y el nivel que alcanzara dicho sistema.

Para realizar el análisis del contexto es necesario que las organizaciones reflexionen y evalúen:

La madurez con la que cuenta la organización en la gestión por procesos, en este caso las organizaciones debe identificarse con uno de estos niveles:
  • Nivel mínimo: Cuando no existe un enfoque a procesos o simplemente este se encuentre limitado a ciertos procesos.
  • Nivel máximo: En este caso la organización cuenta con procesos definidos, acompañados de la documentación pertinente, los responsables de estos procesos también están debidamente establecidos, así como los indicadores.
La complejidad de los requerimientos de los clientes y otras partes interesadas como proveedores, accionistas, etc. Dependerá en función del número, grado de necesidad, dependencia, etc.

El alcance del sistema de gestión que se desee implantar o que ya estén implantados. Esto dependerá siempre de:
  • El numero de sedes de la organización.
  • Los productos o servicios prestados.
  • El abastecimiento o subcontratación.
  • El tipo de áreas a gestionar (calidad, medio ambiente y seguridad y salud en el trabajo).
  • Los procesos desarrollados.
El riesgo vinculado al proceso de implantación del sistema de gestión integrado que dependerá del:
  • Volumen y nivel de exigencia de la legislación.
  • Impacto derivado del incumplimiento de la legislación.
  • Grado de implicación del personal de la organización.
  • Recursos y capacidades organizativas.
Una vez realizado la evaluación de los parámetros, se debería desarrollar un análisis DAFO, es decir, analizar las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades de la organización antes de realizar la planificación de las actividades del Plan de Integración. Este ejercicio, en lo posible, debe involucrar los diferentes niveles de la organización y termina con el diseño de las estrategias para la aplicación del DAFO.

domingo, 27 de agosto de 2017

FASES DE LA GESTIÓN DE RIESGOS EN LA EMPRESA

La correcta Gestión de los Riesgos en la empresa forma la base para consolidar el éxito y alcanzar una mejor posición en el mercado frente a la competencia.
Como ya observamos en el anterior artículo, la Gestión de Riesgos es esencial para la correcta gestión de la empresa y, no sólo en el campo administrativo o de producción, sino que se adapta a todos los procesos de la organización y aporta claros beneficios a todos ellos.

Su correcta implantación y gestión van a aportar grandes beneficios como el aumento de la confianza de los clientes y proveedores, la correcta asignación y gestión de los recursos destacándose por su eficacia, también se produce una minimización de las pérdidas y se identifican las oportunidades y las amenazas que afectan o afectarán a la empresa.

Todo ello repercute positivamente en los beneficios y aumenta las ganancias, al igual que ayuda a posicionar en el mercado a la organización.

Pero no sólo estos beneficios deben ser tenidos en cuenta, sino que la correcta gestión de los riesgos permite identificar las amenazas y peligros que afectan a la empresa y permite mejorar su rapidez de respuesta, eficiencia y dinamismo.

Esta primera tendencia de reparación de los efectos provocados por las amenazas, poco a poco va evolucionando para irse anticipando a los riesgos, al igual que disminuye la incertidumbre y se aumenta la transparencia y la capacidad de respuesta a los campos de mercado al permitir anticiparse a los movimientos y adaptarse a ellos.

En un mundo en el que la rapidez de respuesta y anticipación marcan el éxito o el fracaso en cualquier proyecto que la empresa inicie, la implantación de un Sistema de Gestión de Riesgos es necesaria para aquella empresa que desee permanecer en el mercado y mejorar su posición frente a la competencia.

Fases de la Gestión de Riesgos en las organizaciones

Como es habitual en todos los sistemas de gestión, el primer paso y la base sobre la que se sustenta el correcto funcionamiento del sistema es la identificación.

En el caso de la Gestión de Riesgos se basa en la identificación de los riesgos que afectan o pueden afectar a la empresa en todas las facetas de su actividad. Algunas de estos riesgos pueden ser:

  • Amenazas relacionadas con fallos físicos, daños fortuitos o acciones criminales, al igual que los riesgos relacionados con los mismos factores;
  • Sucesos de origen natural;
  • Riesgos operacionales;
  • Factores que resultan ajenos al control realizado por la empresa;
  • Incumplimiento de determinados requisitos legales a valorar en cada caso;
  • Diseño, instalación y utilización de los distintos equipos de seguridad;
  • Gestión de los datos, información y comunicaciones relacionadas con la exportación, la actividad realizada o algún otro aspecto relacionado con la empresa y la exportación;
  • Amenazas a la posible continuidad de las operaciones.
Para poder establecer las medidas de control y gestión de los riesgos adecuadas siempre se debe partir de la base de esta correcta identificación de los distintos factores de riesgo. Una vez que se haya realizado esta valoración y esta clasificación, se pueden comenzar a establecer los distintos planes de acción que servirán para la mitigación, control o eliminación de los riesgos derivados de la actividad de la exportación.


Para terminar y comprender mejor cómo funciona la Gestión de Riesgos vamos a tomar como referencia un fragmento de la revista “AENOR Revista de la normalización y la certificación”, Nº 280, Marzo del año 2013, en el artículo “Facilitar la Exportación” (páginas 24 a la 29), que indica las fases por las que avanza el Sistema de Gestión de Riesgos:

Identificación de los riesgos. Es el proceso de encontrar, reconocer y describir los riesgos. En este proceso incluye la identificación de las fuentes de riesgo, los sucesos, las causas o series de circunstancias, sus potenciales consecuencias. Esta identificación puede apoyarse en datos históricos, análisis teóricos, opiniones autorizadas y en las necesidades de las partes interesadas.

Análisis del riesgo. Se trata de un proceso sistemático para comprender la naturaleza del riesgo y para deducir el nivel de riesgo. Este análisis proporciona las bases para la evaluación del riesgo y para sus decisiones consecuentes.

Valoración del riesgo. Compara los resultados del análisis del riesgo frente a los criterios de riesgo para determinar si el nivel de riesgo es tolerable o no.

Tratamiento del riesgo. Se aplica en función del grado de tolerabilidad del mismo; en general caben las siguientes opciones:
  • Retención del riesgo. Es la aceptación de las pérdidas que provocaría un riesgo en particular. En el mejor de los casos supone que no se han identificado, así como los riesgos residuales. En cualquier colectivo hay un cierto grado de riesgo retenido puesto que la eliminación absoluta de todos los riesgos es impracticable.
  • Reducción del riesgo. Se trata de la aplicación de alguna –o de varias- de las estrategias siguientes: Prevención del riesgo (medidas que se toman para reducir la probabilidad de que se produzca un suceso no deseado); Represión del riesgo (medidas implantadas para reducir la probabilidad de que un suceso no deseado dé lugar a consecuencias); y Mitigación del riesgo (medidas que se toman para reducir el efecto de unas consecuencias no deseadas).

Eliminación del riesgo. Es la reducción a cero de la frecuencia de un suceso desfavorable y de su severidad. Puede involucrar la eliminación de las fuentes de riesgo (peligros).

Tomado de: http://www.sbqconsultores.es/

5 RAZONES PARA CONTRATAR A UNA EMPRESA DE CONSULTORÍA HOY MISMO

El sector industrial es uno de los que tiene más demanda de servicios de consultoría hoy en día.

De acuerdo a la investigación realizada por la Asociación Brasileña de Consulting (ABCO), el 67,5% de las empresas en este segmento requiere los servicios profesionales externos para mejorar cuestiones como la planificación, la estrategia y la gestión empresarial. ¿Desconocía esta estadística?

Por tanto ya sabe por qué usted debe contratar pronto a una empresa de consultoría!

Acceso a conocimiento Especializado

A medida que su empresa cuenta con un equipo altamente calificado, no siempre aquel profesional con conocimientos necesariamente mejorará el rendimiento del negocio y aumentará su rendimiento. 

La contratación de una empresa de consultoría puede resolver este problema fácilmente porque tiene acceso a profesionales altamente especializados, con la preparación adecuada y la exención necesaria para conseguir en su negocio, un diagnóstico serio y proponer los cambios adecuados para que usted pueda alcanzar sus objetivos.

Contratación Temporal

El servicio de asesoramiento empresarial es temporal, independientemente de la empresa y sus necesidades. Cuando la empresa se vuelve dependiente de forma sistemática la presencia de consultores, significa que no pudieron aprender de los consejos de la consultoría o que la prestación del servicio ha fallado.

Como se trata de un proyecto, que tiene principio, medio y final, usted puede planear financieramente para contratar los servicios de un consultor y prescindir de los costes tradicionales de contratar a un profesional a tiempo completo.

Experiencia en el Mercado

Muchos empresarios no requieren la contratación de una empresa de consultoría pensando que sólo mediante la lectura y el estudio sobre el mercado y los retos a los que se enfrenta será fácil de superar las barreras. El resultado es un gran tiempo invertido y una gran frustración porque la teoría no siempre se aplica en la práctica. 

El consultor es capaz de combinar la teoría y la práctica de manera eficaz, ya que tiene experiencia en el mercado, ha trabajado en varias empresas, conocer los errores y problemas más comunes y ha probado varias soluciones. Él es un verdadero libro de lecciones aprendidas, que permiten optimizar el tiempo y la inversión. 

Herramientas Adecuadas

Mejorar el desempeño organizacional en sí depende de la capacidad que su empresa tiene que analizar el contexto en el que opera e identificar críticamente dónde están las brechas de competencia. Sin embargo, no siempre es tan fácil como suena. 

Su equipo puede tener una resistencia al admitir que algunas cosas podrían ser diferentes, las herramientas de recopilación y análisis de datos pueden no ser ideales y el tiempo de las personas para dedicarse a este tipo de actividad es escasa. 

Estos obstáculos no ocurren cuando usted contrata a una empresa de consultoría porque los consultores son contratados para dedicar el tiempo necesario a su negocio de forma única y ya están equipados con las herramientas adecuadas para analizar la situación y ofrecer soluciones con más agilidad.

Centrarse en los resultados

La contratación de una empresa de consultoría tiene un solo objetivo: llevar los resultados a su empresa. Estos resultados se pueden expresar en la mejora de procesos , el aumento de la competitividad, el desarrollo de nuevos productos, entre otros. Sin embargo, una consultoría nunca saldrá de su empresa sin el cumplimiento de los objetivos que se han acordado. 

Lo Mejor: estos resultados son por un período de tiempo predeterminado. Por ejemplo, si el consultor promete que tendrá una verdadera reestructuración en seis meses de consultoría, el entregará una reestructuración en seis meses y usted podrá seguir adelante con su empresa de forma más rápido, productiva y rentable. 

¿Ha considerado la contratación de una empresa de consultoría, sino que se espera para tomar la decisión? Cuéntenos sus razones! 

IDEA CONSULTORES & ASESORES S.A.S. le puede ayudar a implantar Sistemas de Gestión Integrado como: ISO 9001:2015, Sistema de Seguridad y Salud Ocupacional OHSAS 18001 y Sistema de Gestión Ambiental ISO 14001. Usted puede saber el precio de una consultoría para la implantación de su sistema de calidad sin ningún compromiso en www.ideaconsultores.com.co 

Tomado y adaptado de: http://koneggui.com.ec/

viernes, 25 de agosto de 2017

¿CUÁNTO CUESTA LA CERTIFICACIÓN ISO 9001:2015?

Uno de los factores que más pesan a la hora de decidir la implementación y certificación del Sistema de Gestión de la Calidad en la organización, sin duda, es el costo de hacerlo.
El costo de la implementación depende de tres factores:

1. ​El primero, por supuesto, es cuan grande es su compañía, esto tendrá una gran influencia en el costo del proyecto.

2. El segundo es también bastante importante y es que tipo de sistema de calidad tiene en uso actualmente. Si actualmente cuenta con un buen sistema, su trabajo para estar en conformidad con ISO 9001 versión 2015 será menor. 

3. El tercer factor es cuanto tiempo tienen usted y otros miembros de su compañía durante la semana para dedicarle al proyecto y si necesita un asesor.

Hay 2 tipos de costos que debe considerar: 

  • Los costos de implementación. Los costos en gran medida dependen del consultor contratado y/o de las competencias que tengan las personas que lideran este tema en la organización. Aquí, igualmente, los costos se desagregan por fases: diagnóstico, planeación, diseño y estructuración; formación y sensibilización, implementación, auditoría interna, entre otras. 
  • Los costos de la auditoría de certificación o auditoría de registro. Según el tamaño, el número de sitios y el tipo de industria de su compañía, el Ente Certificador le puede calcular costos de la auditoría de certificación. Le recomendamos que se comunique con varios para asegurarse de encontrar el más adecuado para sus necesidades.
  • Otra variable que debe tener en cuenta son las normas que desea implementar y certificar. Generalmente las empresas inician con su Sistema de Gestión de la Calidad bajo la Norma internacional ISO 9001:2015. Pero puede también implementar la norma de gestión ambiental bajo la Norma internacional ISO 14001:2015 y el Sistema de Gestión de Salud y Seguridad en el Trabajo bajo el estándar internacional ISO 45001. Eso depende de los requerimientos del mercado, del compromiso de la alta dirección, de los recursos disponibles y de otra serie de aspectos que se deben analizar.
Finalmente, un aspecto importante para tener en cuenta, es si ya tiene un sistema de gestión implantado y sólo desea actualizarlo a la última versión de la norma ISO 9001:2015. En cualquier caso, siempre es recomendable contratar una consultoría competente y buscar un consultor profesional en el ramo.

IDEA CONSULTORES & ASESORES S.A.S. le puede ayudar a implementar el Sistema de Gestión Integrado (HSEQ, por su sigla en inglés): ISO 9001:2015, Sistema de Seguridad y Salud en el Trabajo ISO 45001:2018 y Sistema de Gestión Ambiental ISO 14001:2015, entre otras normas. 

Contáctenos, podemos ofrecerle una charla gratuita en donde Ud y su organización se enteren sin compromiso de las múltiples variables y grandes ventajas de un Sistema de Gestión de la Calidad.

Basado en: http://koneggui.com.ec

LA FIRMA ELECTRÓNICA EN LA NORMA ISO 9001

Una de las dudas que surgen con frecuencia cuando se gestiona en formato electrónico la "información documentada" de nuestro sistema de calidad es cómo asegurar la autenticidad de los registros electrónicos. 

¿Es necesario firmar mediante certificado digital los documentos y registros electrónicos que firmábamos a mano cuando se imprimían y archivaban en papel? ¿Existen alternativas a la firma electrónica reconocida que cumplan la ISO 9001:2015?

Firma manuscrita y firma electrónica en la ISO 9001:2015

La ISO 9001 nos indica tanto los documentos y registros que debemos producir como la manera de gestionar esta información documentada. Una de nuestras obligaciones es registrar quién aprueba los documentos (procedimientos, no conformidades, acciones correctivas, etc.) y los empleados a los que se ha distribuido los procedimientos, lo que se resuelve firmando los documentos y pidiendo a los empleados que firmen una lista de distribución adjunta a los mismos.

Aunque ni la versión de 2008 ni la versión actual (2015) de la ISO 9001 explicitan la obligación de firmar los documentos y los registros, esta acción es necesaria para demostrar que los documentos han sido aprobados y que los empleados están al corriente de los procedimientos. En otras palabras, la firma verifica la identidad de la persona que dice haber aprobado o leído el documento. Sin ella, no tendríamos garantías de que el documento es auténtico e íntegro y, por lo tanto, la información no sería fiable.

El mecanismo utilizado cuando esta información documentada se encuentra en formato digital es la firma electrónica. El artículo 3 de la ley 59/2003, de 19 de diciembre, de firma electrónica (LFE), define la firma electrónica como "el conjunto de datos en forma electrónica, consignados junto a otros o asociados con ellos, que pueden ser utilizados como medio de identificación del firmante". Ésta puede ser simple, avanzada o reconocida:
  • ​Firma electrónica simple: Cualquier tecnología que permita identificar al firmante.
  • Firma electrónica avanzada: Cualquier tecnología que permita identificar al firmante, asegurar que el documento ha sido producido o aprobado por la persona que dispone de los mecanismos para producir la firma y, por último, controlar las versiones del documento.
  • Firma electrónica reconocida: Firma electrónica avanzada basada en un certificado reconocido y producida mediante una aplicación homologada por la Agencia Tributaria.

¿Son válidos los tres tipos de firma o la ISO 9001 solamente permite la firma electrónica reconocida? ¿Cómo aseguramos la autenticidad de los registros electrónicos de nuestro sistema de calidad?

Cómo aseguramos la autenticidad de los registros electrónicos

La firma electrónica reconocida es la que más garantías de autenticidad ofrece, pero también es la más compleja de implementar. Para poder utilizarla en un sistema de gestión de la calidad, todos los trabajadores deberán disponer de certificado de persona física, algo muy poco habitual todavía.

Por suerte para las organizaciones en esa situación, la ISO 9001 no dice en ningún sitio que se deba adoptar la firma electrónica reconocida como método para asegurar la autenticidad de los registros electrónicos. La propia LFE establece en su artículo 3.9 que "no se negarán efectos jurídicos a una firma electrónica que no reúna los requisitos de firma electrónica reconocida", lo que se conoce como el principio de validez general de la firma electrónica.

El software de gestión documental, también conocido como ECM (siglas en inglés de Enterprise Content Management), cubre todos los requisitos de gestión documental establecidos por la norma internacional. Otra fortaleza de este tipo de programas es que nos proporciona un mecanismo de firma electrónica avanzada totalmente compatible con la ISO 9001. 

La herramienta registra el usuario que ha realizado una acción sobre un documento (por ejemplo, aprobarlo o leerlo) y el historial de las versiones del documento. Algunos programas, como es el caso del ECM libre y de código abierto OpenKM, nos permiten asociar un sello único a cada usuario para que estampe su firma manuscrita en el documento y admiten también la firma digital biométrica.

Quizá te preguntes cómo podemos asegurar que el usuario es quien dice ser. Ningún sistema informático es infalible y, a pesar de establecer contraseñas seguras y renovarlas cada cierto tiempo, un tercero con los conocimientos suficientes de seguridad podría a suplantar la identidad de ese usuario del software de gestión documental. Sin embargo, este mismo impostor también podría acceder al equipo donde el empleado almacena su certificado electrónico (o interceptar su clave privada realizando un ataque de intermediario o man-in-the-middle) y firmar en su nombre, por lo que el uso de la firma electrónica reconocida tampoco previene de manera definitiva este problema.

​Como norma general, los mecanismos de firma electrónica avanzada que traen las aplicaciones de gestión documental son suficientes para cumplir la ISO 9001. Ahora bien, esta norma solo identifica los requisitos que ha de reunir un sistema de gestión de calidad y son las organizaciones las que establecen los procedimientos que se van a seguir para cumplirlos. 

De este modo, algunas empresas pueden considerar oportuno emplear sistemas de firma electrónica avanzada. Asimismo, hay que tener en cuenta que uno de los principios de las normas ISO es la mejora continua y un auditor podría sugerirnos en un momento dado que comencemos a utilizar certificados digitales.
Fuente: Nosturi.

Tomado de: http://koneggui.com.ec/blog-iso/

EXCELENCIA EMPRESARIAL: 7 RETOS QUE DEBE CUMPLIR UNA BUENA EMPRESA

La excelencia empresarial requiere nuevas formas de hacer y nuevos conocimientos y habilidades junto a nuevas formas de pensamiento y de interacción.
Cuando hablamos de excelencia empresarial estamos haciendo referencia a un conjunto de conceptos y objetivos dirigidos a la consecución de la máxima eficiencia posible en la gestión con el único fin de alcanzar los mejores resultados posibles. 

Aquellas organizaciones que logren un mayor control operativo serán más propensas a lograr el gran reto de la excelencia empresarial. Estas empresas son aquellas que se encuentran en condiciones para incrementar sus capacidades de optimización y redirección de procesos de negocio para conseguir la eficiencia completa.


La fórmula de la calidad total está basada en una serie unas hipótesis básicas:

  • Orientación al cliente y orientación a resultados.
  • Liderazgo e implicación de las personas.
  • Aprendizaje, innovación y mejora continua en los procesos.
  • Alianzas estratégicas y responsabilidad social.

Uno de los primeros pasos a seguir para lograr la excelencia empresarial es tener un pleno conocimiento de cómo se están llevando a cabo las cosas dentro de la organización. Esto supone ofrecer una visibilidad a cada uno de los procesos de la organización. Así como llevar a cabo una medición del desempeño de los distintos recursos que están destinados. Gracias a estas tareas podemos contar con el suficiente conocimiento necesario para poder establecer distintas pautas y decisiones estratégicas a través de las cuales comenzar a trabajar con mayor confianza.

A continuación vamos a enumerar una serie de retos que aquellas organizaciones que deseen alcanzar la excelencia empresarial.

Revisión de la propuesta de valor

El giro drástico que ha sufrido el entorno en estos últimos años ha variado completamente las necesidades de los clientes. Esto supone una dificultad añadida para lograr satisfacer correctamente las expectativas de los clientes. Una de las tareas principales es el desarrollo del área de Marketing Experiencia o Conocimiento del Cliente, la cual debe de asumirse como propia y no ser delegada.



Reducción de los excesos de compromisos personales y familiares

No debe de premiarse al más capacitado sino al más fiel. Muchas veces se dejan de tomar decisiones profesionales debido a compromisos familiares, e incluso personales, que provocan la debilitación de la organización. Se necesita de un equipo directivo que conserve los valores del oficio e incluya profesionalidad y exigencia. Se debe poner en marcha un determinado proyecto de evaluación y desarrollo que se adecue a los requerimientos de la organización para ser capaces de abordar tanto el medio como el largo plazo.


Formación de un equipo más compensado al que se incorpore nuevos conocimientos

Frecuentemente encontramos mandos intermedios con un bajo potencial de crecimiento como consecuencia de la gestión paternalista que no ha favorecido su desarrollo. Posibilitar e impulsar el desarrollo de dichos mandos intermedios es esencial para poder afrontar exitosamente procesos de internalización o innovación.



Dotar a la compañía de sistemas que permitan que fluya el conocimiento

Para que el conocimiento fluya es necesario realizar tres acciones principales, como son la realización de un plan concreto de formación, la estandarización de los procesos y la inclusión del máximo posible de información en los distintos sistemas oficiales de la empresa (ERP).


Mantener, fomentar y comunicar los valores de esfuerzo, sacrificio, compromiso y ambición

Debido a los cambios generaciones es frecuente y previsible que vayan desapareciendo los valores con los que se construyó e inició la compañía. Y que muy posiblemente no se han sabido transmitir de forma correcta y planificada.


Aplicar las mejores prácticas en cada una de las áreas

Dados los tiempos que corren, es requisito indispensable ser más eficiente internamente. Esto supone una “absoluta condición de supervivencia” y, en consecuencia, una ventaja competitiva.


Actualizar las herramientas de gestión y la orientación a rentabilidad y resultados

Es imprescindible para tomar decisiones correctamente contar con información adecuada, cuadros de mando y rentabilidad por unidad de negocio. Así como también con un adecuado control presupuestario y un correcto análisis de desviaciones.

Tomado de: https://www.isotools.org/

DECRETO 583: ¿EL FIN DE LA TERCERIZACIÓN LABORAL?

En Colombia la figura de la tercerización les permite a los empresarios contratar personal por un tiempo definido para atender necesidades particulares, como el aumento de producción en ciertas temporadas del año o proyectos específicos.
Para regular este tipo de contratación y proteger a los trabajadores, en el 2010 el Gobierno expidió la Ley 1429 para prohibir la intermediación laboral a través de las Cooperativas de Trabajo Asociado o de cualquier otro tipo de vinculación.

Sin embargo, el acomodo de la norma por algunas organizaciones se prestó para ejecutar contrataciones ilegales que vulneran los derechos de los trabajadores. Así es como empleados que realizan labores misionales son contratados pero no de forma directa con las compañías.

“La tercerización, conforme al Artículo 34 implica que se puede dar para actividades especializadas pero no se puede mediante esa figura contratar personal de manera indirecta, que es lo que se permite de manera excepcional con la intermediación laboral de las empresas de servicios temporales que son las únicas autorizadas para enviar personal en misión cuando hay picos de producción, licencias de maternidad o cualquier otra necesidad de personal temporal y esto por seis meses o máximo un año de duración”, asegura la ex ministra Clara López Obregón, del Ministerio de Trabajo.

Para frenar dicha maniobra que va en contravía de la legislación laboral del país, el presidente Juan Manuel Santos sancionó en abril de 2016 el Decreto 583 el cual, expedido por el Ministerio de Trabajo, buscó reglamentar y controlar la tercerización.

La decisión fue polémica y cuestionada. “La estructura del Decreto 583 se orientaba a permitir la tercerización laboral en todo tipo de actividades en contravía de las restricciones legales, fragmentando la responsabilidad patronal en detrimento de los mecanismos de efectividad de los derechos laborales, las garantías que emanan de la libertad sindical”, afirma Iván Daniel Jaramillo Jassir, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario.

En consecuencia, el Decreto 583 fue demandado por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y el Consejo de Estado decidió suspenderlo provisionalmente, lo cual celebraron los sindicatos y organizaciones gremiales.

Para la CUT, la decisión del Consejo de Estado les da la razón. Ellos, incluso llegaron a reclamar ante el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos y de Canadá, alegando que en Colombia el decreto, en lugar de formalizar el empleo lo precarizaba.

De acuerdo con Luis Alejandro Pedraza, Presidente de la CUT, el decreto iba en contra de los derechos laborales de los colombianos. “Viola el compromiso que tiene el Gobierno de aplicar y hacer aplicar los convenios 87 y 98 de la OIT, porque con la tercerización es prácticamente imposible hacer organización sindical y negociación colectiva”, dice.

¿Cuáles son las implicaciones de esta decisión?

Para Jaramillo, la suspensión provisional implica que a juicio del Consejo de Estado el Decreto 583 contradice las normas legales que restringen la tercerización. Por eso, su decisión es una medida cautelar mientras se profiere el fallo definitivo sobre su nulidad.

“Para los empresarios el principal efecto se refiere a la prohibición de tercerización de actividades misionales permanentes a través de cooperativas de trabajo asociado, de acuerdo con lo establecido en el artículo 63 de la Ley 1429 de 2010 que recupera eficacia”, agrega.

MinTrabajo coincide con Jaramillo y plantea que una de las consecuencias es la suspensión definitiva del decreto. Sin embargo, afirman que la decisión del Consejo de Estado coincide con su interpretación de tercerización. “Palabras más, palabras menos, el concepto decía que la regla general tiene que ser el contrato directo laboral”, asegura la ministra López.

Por otra parte, para Pedraza el Gobierno tiene serias dificultades mientras plantea ante la OIT – y ante los países con quienes ha suscrito tratados de libre comercio- , que están haciendo esfuerzos por la formalización laboral.

No obstante, “Para las empresas temporales que se han regido antes y después de la suspensión del Decreto 583 por la ley 50 de 1990 no hay ningún cambio. Lo que pasa es que hay abuso de esa figura y cuando la empresa de servicios temporales convierte algo que es temporal en permanente hay una infracción que se tiene que corregir”, señaló la ministra.

Pese a la controversia que despertó el decreto y ahora la polémica por su suspensión provisional, no cabe duda de que esta medida está encaminada a la reivindicación de los derechos de los trabajadores.

Tomado de: http://www.capitalhumano.com.co/