lunes, 31 de julio de 2017

10 CLAVES PARA INCREMENTAR LA PERCEPCIÓN DE VALOR DE TU PRODUCTO O SERVICIO

Si a tus clientes les parece que tu producto o servicio es caro, es posible que el problema esté en la percepción de valor que ellos tienen con respecto a lo que ofreces.
La fórmula para el éxito en los negocios es: "Valor mayor que Precio"; es decir, si tus clientes perciben que están recibiendo más de lo que pagaron, tu negocio será exitoso.

Sin embargo, lograr que los clientes perciban como valioso un producto o servicio, es realmente todo un reto.

Existen diferentes elementos clave que influyen en la percepción de valor del cliente. A continuación, te compartimos 10 de estos elementos para que los aproveches y logres que tus clientes perciban más valor en lo que ofreces.

¿Cómo incrementar la percepción de valor de tu producto o servicio?

1. Packaging (Empaque)
El empaque es uno de los elementos más importantes para influenciar las ventas de un producto en el punto de venta.

Los perfumes y licores más exclusivos y costosos, siempre los encontrarás en empaques con diseños fascinantes.

Revisa el empaque de tu producto y asegúrate de que visualmente esté transmitiendo lo que vale, de lo contrario, el cliente lo pensará 2 veces antes de animarse a pagar por él.

2. Color
La mente humana tiende a asociar colores con emociones y sensaciones. 

Colores como el negro, blanco, rojo, plateado y dorado están asociados culturalmente a símbolos de poder, estatus y elegancia, por tanto, si tu producto maneja un concepto premium o de exclusividad, estos colores favorecerán la percepción de valor.

Asegúrate de elegir colores acordes con tu propuesta de valor y con el segmento de clientes al que te estás dirigiendo.

3. Diseño
Un mal diseño arruina un buen producto.

Cuando hablamos de diseño, nos referimos a todos los elementos y características del producto que interactúan con el cliente a través de los sentidos: forma, tamaño, peso, etc. Pero, también hacemos referencia a los diseños de logo, material publicitario y demás componentes de tu imagen corporativa.

A través del diseño puedes garantizar que la experiencia de consumo sea lo más grata posible y lograrás diferenciarte en el punto de venta.

4. Merchandising en el punto de venta
La ubicación, organización y disposición de un producto en el punto de venta, también influyen significativamente en la percepción de valor.

Ver montones de productos en desorden y apilados, nos darán inconscientemente la sensación de que estos son más baratos, aunque realmente no sea así.

Las marcas enfocadas en el valor y no en el precio, suelen invertir para obtener lugares destacados en los supermercados y poder diferenciarse de sus competidores.

5. Crear experiencias memorables
Una mala experiencia hará que la percepción de valor de tu negocio quede por el suelo.

Cuando los clientes viven experiencias significativas y memorables, su percepción de valor se incrementa. Cuanto más fuerte y grata sea la experiencia que viva el cliente, más irrelevante será el precio para él.

El Restaurante el Cielo, por ejemplo, es un restaurante con sede en Medellín, Bogotá y Miami que se enfoca en crear una experiencia gastronómica a través de los 5 sentidos del cliente. Efectivamente no es un restaurante económico, pero sus clientes tienen claro que van a vivir una experiencia memorable y por ello están dispuestos a pagar lo que vale.

6. Sensación de escasez y urgencia
Si vas a una joyería y pides que te muestren el anillo más costoso, seguramente te mostrarán un anillo único y exclusivo, guardado en una caja aparte creando sensación de escasez. Cuando un producto es escaso, su percepción de valor se incrementa. ¿Qué tal si pides el anillo más costoso y te pasan una caja llena de anillos iguales? Probablemente dudarás del valor del mismo.

También puedes aprovechar la sensación de escasez en términos de tiempo, diciendo a tus clientes que tu oferta expira en determinado momento.

La idea es que el cliente sienta que el producto vale más porque la disponibilidad del mismo, en términos de cantidad o tiempo, es limitada.

7. Canales de comunicación y distribución
Cuando el iPhone fue lanzado al mercado, este sólo podía conseguirse a través de las "Tiendas Apple". Esta decisión tenía como objetivo que el cliente viviera una experiencia significativa al momento de la compra del producto, siendo asesorado por vendedores que se identificaban y promovían la cultura de la empresa.

Tesla Motors también ha adoptado esta estrategia, construyendo sus propias tiendas para transmitir la esencia de su filosofía y crear una comunidad exclusiva en torno a su marca.

Asegúrate de que estás promoviendo y distribuyendo tus productos y servicios en canales que sean acordes con la percepción de valor que quieres crear.

8. Diferenciación
Si el mercado no percibe diferencia, decidirá por precio. "Al final, o eres diferente o eres barato" -Guy Kawasaki

Construye un diferencial a través de elementos que sean valiosos para tu cliente. 




9. Especialización y Personalización
La especialización es más valorada que la generalización. Si tratas de ser todo para todos, terminas siendo nada para nadie.

Cuando creas productos y servicios específicos para determinado perfil de cliente, tienes la posibilidad de enfocarte en potenciar las características de valor que son especialmente atractivas para ese tipo de cliente, resultando mucho más fácil y efectivo comunicar tu propuesta de valor.

10. Entiende los motivadores de compra de tus clientes
Las marcas que trascienden no venden productos y servicios, sino emociones, experiencias y soluciones.

Detrás de cada producto adquirido, se esconde una motivación intrínseca que tú debes identificar y entender para llegar a la mente y al corazón de tu mercado. 

Bien, la conclusión final es que, si a los clientes les parece caro tu producto o servicio, antes de bajar los precios asegúrate de que estás aprovechando correctamente los elementos aquí mencionados. Recuerda que:
"El precio no está en la etiqueta del producto, sino en la mente del cliente."

Tomado de: http://www.negociosyemprendimiento.org/




DEFINIR EL ALCANCE DEL SISTEMA DE GESTIÓN DE LA CALIDAD EN ISO 9001:2015

Para aquellas organizaciones que deciden certificar sus procesos mediante la ISO 9001, una de las partes que en sus inicios deben afrontar es determinar el alcance de un Sistema de Gestión de la Calidad (SGC). 
Determinar este alcance supone definir hasta dónde se va a extender el Sistema de Gestión de la Calidad dentro de las operaciones de la empresa. Además, debe detallarse cualquier exclusión de los requerimientos de la norma ISO 9001 y la justificación de esa exclusión.

En la nueva ISO 9001:2015 se introducen aclaraciones adicionales a la definición del alcance del SGC que por largo tiempo ha formado parte de los requerimientos de esta norma. Estas aclaraciones tiene el objetivo de ayudar a las empresas y organizaciones a contar con un marco de referencia más estandarizado a la hora de definir el alcance de un sistema de gestión de la calidad.

Qué se establece en la norma ISO 9001:2015

Los requerimientos para definir el alcance de un SGC podemos encontrarlos en la sección 4.3 de la nueva ISO 9001 versión 2015. De acuerdo a éstos, se establece que el alcance de un Sistema de Gestión de la Calidad puede incluir a toda la organización, o bien, secciones identificadas de forma específica, o bien, funciones específicamente identificadas dentro de la organización, o bien, una o más de esas funciones en un grupo de organizaciones.

En la Sección 4.3 de esta norma se detallan los requerimientos para determinar el alcance de un Sistema de Gestión de la Calidad. En la parte en la que se hace referencia al SGC, se afirma que éste puede incluir a toda la organización, funciones específicamente identificadas de la organización, secciones específicamente identificadas de la organización o una o más funciones a través de un grupo de organizaciones.

A la hora de determinar el ámbito de aplicación o alcance de la norma ISO 9001, hay que tener en cuenta que debemos considerar en éste los productos y servicios que preste la organización, los requerimientos de las partes interesadas y aquellos problemas internos y externos que puedan ser importantes para los objetivos de la organización, la estrategia marcada y aquellos problemas que puedan afectar a la capacidad de la empresa para lograr los resultados esperados.

Además, el alcance significa incluir todos los requerimientos de la norma ISO 9001 que se puedan aplicar y si hay uno de esos requerimientos que se decide no aplicar, la organización no puede utilizar esto como una razón para no garantizar la conformidad del producto y servicio. El alcance es indicar todos los productos y servicios bajo el SGC y la justificación de aquellos casos en los que nos se pueda aplicar los requerimientos de la norma ISO 9001.

Cómo aplicar lo que dice la norma ISO 9001 a mi organización

Que el alcance de un Sistema de Gestión de la Calidad se extienda a toda la organización es el caso más común. Sin embargo, en algunas ocasiones existen excepciones cuando, por ejemplo, el SGC cubre únicamente una determinada ubicación física de entre las distintas localizaciones con que cuenta una empresa. Otro ejemplo puede ser cuando la fabricación de los productos o la prestación del servicio están claramente separadas por industrias.

En estos casos, el alcance debe identificar las ubicaciones físicas de los SGCs, los productos o servicios que se crean dentro de los procesos del SGC, y las industrias a las que se aplica (si esto es relevante).

El alcance tu SGC debe ser lo suficientemente claro para identificar lo que hace tu negocio y si no se aplica a todas las partes del negocio, entonces debe ser fácilmente identificable cuáles son esas partes. 
De cualquier manera, no se pueden excluir aquellos procesos, procedimientos, actividades o sedes que afecten o puedan afectar la conformidad del producto o servicio.
Establecer el alcance de tu SGC de forma clara y concisa

Es necesario tener en cuenta que cuando se esté estableciendo cuál es el alcance del Sistema de Gestión de la Calidad la organización no tiene un límite de tamaño pre-determinado y que se debe incluir suficiente información para identificar lo que está cubierto por los procesos del SGC y lo que no. Si no está claro qué procesos de la empresa están afectos al SGC, ¿Cómo le va a quedar claro a un auditor externo o cualquier otra parte interesada? 

Es mejor tomarse el tiempo para elaborar el alcance de un Sistema de Gestión de la Calidad para que sea simple y fácil de leer y te sirva de ayuda a la hora de poner el foco de tus esfuerzos y también evitar preguntas innecesarias acerca de las actividades que realizas que pueden no ser aplicables a tu certificación del SGC.

Tomado de: http://www.isotools.cl/

miércoles, 26 de julio de 2017

LA MEJORA CONTINUA IMPLICA LA SUPERACIÓN DE LOS PROBLEMAS EN LAS ORGANIZACIONES

Síguenos en nuestras redes sociales Facebook y Twitter

PARA HABLAR EN PÚBLICO EXITOSAMENTE: Reglas, consejos y errores frecuentes


Andrés Cadena Guarnieri es un experto en Neuroemotion, como él denomina al análisis del impacto que tienen las emociones en las acciones y los mensajes de las personas.
Hablar es un arte y hacerlo en público es todo un desafío para la mayoría de trabajadores y directivos que necesitan expresar bien una idea. Hacerlo mal significa el fracaso para emprendedores que no logran atraer la atención hacia sus proyectos y por eso, sus negocios no despegan. Es más, muchos empresarios cometen el error de hablar solos ante sus potenciales clientes por horas sobre sus propias vivencias, creyendo que dominan esta competencia y generan el rechazo de sus interlocutores.
Hablar en público es el arte de venderse a sí mismo.
Al hablar de ser un gran conferencista, estamos hablando de cómo convertir los conceptos en experiencias para las personas. Experiencias que llevan a una emoción y desde la emoción a la acción y de ésta a los resultados.

Sin embargo, Guarnieri da las 5 claves que todo buen orador debe desarrollar para conseguir que sus palabras tengan incidencia en los demás. “Yo soy un convencido de que todos somos grandes oradores por naturaleza. El punto clave es estar dispuesto a “dejar de ser” y a lo que me refiero con esta afirmación es a que cuando alguien se para frente a la audiencia necesariamente debe pensar, sentir y actuar por encima de cualquier circunstancia que esté viviendo”, dice este experto.

Es más, indica que en la presentación ante el público, los primeros tres minutos son claves para atraer la atención. Muchos intentan generar expectativa por medio de una ayuda audiovisual y en realidad pueden estar distrayendo. Por eso, el consultor dice que es necesario trabajar con ese miedo inicial que se siente al tener al frente a 50, 100 o 1000 personas.

“ Yo llevo más de 10 años entrenando equipos en varios países, he tenido audiencias desde 10 personas hasta 1.000 y siempre he sentido miedo pero eso no es necesariamente malo. Aquí el punto no está en no sentir miedo sino en cómo gestionarlo y en cómo convertirlo en fuerza y poder”, señala.

5 Consejos para hablar bien en público:

1. Enfocarse a lo que quiere: Cómo quieres tu presentación, Cómo quieres que salgan las personas una vez termina tu intervención.

2. Accedes al estado de seguridad: Es importante determinar cuál es la emoción que necesitas para ser un gran comunicador: tranquilidad, seguridad, euforia, por ejemplo. Este puede ser el recurso más importante a la hora de capturar la atención de tu público.

3. Actuar como sí: Actúa como si estuvieras en tu mejor estado, aunque estés lleno de nervios. Actúa con seguridad aunque tengas inseguridad.

4. Hay gente diferente: Entender que tu auditorio no es homogéneo, Vas encontrar personas visuales, auditivas, kinestésicas, etc. Para cada uno debes manejar los tonos de voz, subirlos, bajarlos, mantenerlos; con el objeto de que cada uno sienta que le estás hablando precisamente a cada uno de ellos.

5. Validar la comprensión de la información entregada: Es importante validar constantemente que la información está siendo asimiladas por el auditorio. Cada vez que enseñas o explicas algo, debes preguntar si se entendió tal y como lo esperas. Esta interacción le permitirá determinar si ellos adquirieron el conocimiento, que los llevará a la acción y la acción a los resultados esperados.

Por supuesto, estos 5 tips deben ser practicados y ensayados.


Los 10 errores más comunes al hablar en público

Terry Gault, accionista gerente y vicepresidente de The Henderson Group, revela cómo ser mejor presentador evitando algunos de los errores más comunes.
1. Usar movimientos y gestos limitados: La mayoría de los presentadores novatos tienen miedo de ocupar demasiado espacio. El público percibe esta inseguridad. 


2. Hablar con poca energía: Entre el 80 y el 90 % de los oradores no invierten la suficiente energía en sus exposiciones, lo que provoca en el público la sensación de que les falta entusiasmo e interés. 

3. No planificar lo suficiente: Los oradores experimentados llevan a cabo una investigación exhaustiva para sentirse con confianza en el material que van a utilizar y tener la capacidad de responder a cualquier pregunta que el público les plantee. Es primordial pasar por varios borradores o repeticiones del material que se va a emplear; revisar, editar y corregir hasta que la exposición quede lo más completa posible.

4. No practicar lo suficiente: Los oradores experimentados suelen hacer un ensayo general frente a un público de confianza con amigos, familiares y colegas. Estimulan el ambiente de la presentación mediante la proyección de diapositivas. Despliegan una coreografía de movimientos y gestos que aumenta extraordinariamente su capacidad para recordar el material. Reconocen las áreas que pueden suponer un desafío (transiciones deficientes, falta de fluidez entre un material audiovisual y otro, etc.) y elaboran trucos y tácticas que les ayudan a que todo fluya a la perfección.

5. Presentaciones centradas exclusivamente en los datos: Si su presentación se centra en la exposición de una serie de datos en lugar de la narración de una historia intensa y humana, tiene un problema. Leslie Bradshaw, directora de operaciones de Guide, afirma que “el arte consiste en preparar el contenido para un consumo humano óptimo. Los datos no te hablan. Tú los recopilas, los analizas y cuentas historias con ellos”. 

Rocío Medina, responsable de Prezi para América Latina, señala que “con Prezi se puede dar dimensión y profundidad a las ideas presentadas y es esta perspectiva lo que permite narrar y transmitir nuestros mensajes de forma clara y efectiva. Poder acercarse a un detalle y alejarse para presentar la idea general e incluso dar un paso atrás y revelar una conclusión aún mayor es algo que sólo con el sistema de zoom de Prezi se puede lograr.”

6. Jugar sobre seguro: No correr un riesgo es un riesgo también. Si el contenido de su presentación es demasiado plana, es bastante probable que resulte aburrido. La capacidad más importante de un orador es atraer la atención de su público.

7. Evitar la vulnerabilidad: Si se quiere parecer creíble, hay que mostrarse vulnerable. Si se esfuerza mucho por parecer perfecto, un público experto se dará cuenta inmediatamente y desconfiará. Cuente historias de errores tontos que se cometen y después revele lo que aprendió de ellos. En su charla TED sobre la vulnerabilidad, Brene Brown afirma: “La palabra 'coraje' procede del latín 'cor', que significa 'corazón', y su definición original era contar la historia de quién eres, con todo tu corazón... es decir, tener el coraje de ser imperfecto”. 

8. Tomarse a uno mismo demasiado en serio: Muchos oradores tienen tendencia a ser demasiado serios y formales. Si en sus presentaciones se comportarán de una forma más natural e informal, serían mucho más auténticos e interesantes. Respete a su público, pero establezca también una relación humana e informal con ellos. Al hablar en un tono más distendido, se proyecta una imagen de igualdad. Es una manera de ganar confianza. Como señala Gault, “si no te lo estás pasando bien, no lo estás haciendo bien.”

9. Presentar demasiado material: Es importante calcular el tiempo que tomará realizar la presentación delante del público, se debe practicar una y otra vez y medir el tiempo que se emplea. Hay que tener en cuenta que en la práctica la exposición durará aproximadamente un 25 % e incluso hasta un 50 % más del tiempo calculado.

10. Precipitarse: Precipitarse empeora aún más cualquier problema o incidencia que se pueda tener. Si se precipita, cualquier cosa que diga perderá impacto. Por el contrario, si va despacio transmitirá mucha más seguridad, confianza y experiencia. Al usar más pausas además, aumentará la percepción del público y tendrá más sensación de confianza y tranquilidad; dará tiempo a que el público asimile los puntos clave y le concederá un mayor impacto; y tendrá tiempo para formular lo que piensa en frases más resumidas y concisas.

Así que, a la hora de presentar siempre ¡des-pa-cio!

10 Reglas para hablar en público

Si deseas hablar en público sin nervios, conmover a la gente y recibir la felicitación de todos tus compañeros, esto te interesa. 
Las reglas que aprenderás a continuación te servirán de guía para hablar bien en público sin importar si ya tienes experiencia o eres apenas un principiante.

Estas son las 10 reglas más importantes para hablar en público:

1. Domina tu tema. Conoce tu material y contenido tanto como puedas. Debes estar bien informado, dominar bien tu tema y realizar una investigación extra para obtener datos frescos e interesantes que pueden hacer que tu presentación brille y que te sientas totalmente confiado enfrente de la audiencia.

2. Practica en voz alta. Repasa y ensaya tu material al menos unas 20 veces. Hazlo en voz alta frente al espejo mientras practicas el ritmo y las pausas adecuadas con las que vas a hablar. De ser posible, grábate en audio o video, y escúchate a ti mismo.

3. Conoce a tu audiencia. Investiga a tu público para que determines qué tipo de personas te van a escuchar. Saluda a las personas cuando vayan llegando al evento y pregúntales qué expectativas tienen de tu conferencia, así podrás adaptar tu contenido a lo que ellos quieren escuchar.

4. Familiarízate con la sala. Llega temprano y párate en el escenario donde vas a hablar, practica un poco y familiarízate con el lugar hasta que te sientas suficientemente cómodo. Imagina que ya están las personas frente a ti y siéntete confiado.

5. Empieza relajado. Tus primeras palabras son las más importantes, así que párate con seguridad, relájate y mira a las personas mientras sonríes y cuentas hasta 3. Luego puedes comenzar a hablar tranquilamente para después subir las emociones poco a poco.

6. Visualiza. Mientras practiques imagina la mirada de las personas, imagínate a ti mismo que ya estás hablando frente al público, imagina que lo estás disfrutando y estás hablando con mucha confianza.

7. Habla con pasión. Si entregas tu mensaje con pasión, vas a lograr mucho más influencia en las personas. Transmite emociones y trata de conmover a las personas con la manera en que pronuncias tus palabras. La gente quiere que tu presentación tenga éxito, porque desean aprender y desean ser motivados e inspirados.

8. No te disculpes. No es necesario que te disculpes por estar nervioso, la gente realmente NO lo sabe a menos que tú se los digas. Habla con la seguridad de que la gente quiere escucharte y de que estás preparado para hacerlo bien.

9. Controla la ansiedad. Si logras enfocarte en el mensaje que quieres transmitir, en tocar el corazón de las personas con tus palabras y te olvidas de los nervios, pronto te sentirás tan confiado y emocionado que la ansiedad va a desaparecer por completo.

10. Gana experiencia. Si sigues acumulando experiencia, pronto serás un experto para hablar en público. Sólo tienes que seguir practicando y realizar presentaciones tan seguido como puedas. Involúcrate en organizaciones y actividades que te obliguen a hablar en público, así lograrás dominar por completo el temor y todas las habilidades requeridas.

Si tomas en cuenta estas 10 reglas y te propones a practicar de manera perseverante, lograrás hablar tan bien frente al público que tú y todos los que te rodean quedarán muy sorprendidos con tus avances.

Así que, aplica estas reglas que acabas de aprender y decídete a practicar.

Tomado de: http://www.finanzaspersonales.co/
Tomado de: https://miedohablarenpublico.wordpress.com/

LA NORMA ISO 45001 DA UN PASO MÁS HACIA SU PUBLICACIÓN

El pasado día 13 de julio de 2017 se aprobó el borrador de la Norma ISO/DIS 45001.2:2017, avanzando en el proceso de creación de este documento cuya publicación está previstas para finales de este año o principios del 2018.
A nivel mundial, cada 15 segundos se produce un accidente laboral mortal. Si a esta cifra de 2,3 millones de muertes al año le añadimos todos aquellos accidentes laborales que se producen sin terminar en este fatal desenlace, la cifra supera los 300 millones de personas que se ven involucrados en situaciones laborales que ponen en riesgo y afectan negativamente a su seguridad y salud.

Ante esta situación, la futura Norma ISO 45001 tiene como objetivo aportar valor a las empresas y ayudar en su labor de gestionar eficazmente la seguridad y salud en el trabajo para prevenir estos accidentes y mejorar de forma continua hacia un nuevo nivel en la relación del trabajador con el entorno de trabajo. Para ello toma como base otros sistemas o estándares con un amplío recorrido como la Norma OSHAS 18001 para recoger sus enseñanzas y avanzar junto con las necesidades de las empresas del siglo XXI.

El proceso de creación de este documento ha estado marcado por grandes altibajos pero ya se ha aprobado el segundo borrador, ISO/DIS 45001.2:2017 y se tiene previsto que en septiembre se valoren, estudien y adopten decisiones a raíz de los comentarios recibidos. A partir de ahí se decidirá si se continua con una publicación directa que haría que dispusiéramos de esta norma para finales de este año 2017 o, por el contrario, pasar a la etapa FDIS con lo que se retrasaría su publicación para el año 2018.

Entre las novedades que la futura Norma ISO 45001 tiene previsto introducir en el universo de la prevención se encuentra:
  • la adopción de una estructura de alto nivel que favorezca y simplifique la integración con otros sistemas de gestión;
  • mayor relevancia del papel que tiene la dirección y su liderazgo activo y eficaz como parte de las decisiones estratégicas;
  • la valoración del contexto como parte a valorar en la búsqueda de la seguridad y salud en el trabajo;
  • la gestión de los efectos de la incertidumbre, ya sean negativos o riesgos como aquellos positivos o oportunidades;
  • se refuerza la labor de cumplimiento de la legislación aplicable para cada sector, así como la general;
  • los indicadores ocupan un puesto relevante para la mejora continua y su documentación y evidencia se sitúa como una actividad a realizar de forma constante;
  • y la participación de los trabajadores a todos los niveles se refuerza como parte esencial para garantizar la eficacia y efectividad de este sistema.

Desde IDEA Consultores seguiremos informando de los avances de este futuro Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo según la Norma ISO 45001.2:2017.

Tomado de: http://www.sbqconsultores.es 



martes, 25 de julio de 2017

10 ERRORES AL IMPLANTAR LA ISO 9001

Cuando se implanta una Norma ISO 9001 en una empresa hay que evitar caer en una serie de errores que pueden complicar mucho el futuro de esta norma en la organización.
A la hora de implantar un Sistema de Gestión de la Calidad según la ISO 9001 en la empresa, podemos cometer una serie de errores que pueden dificultar bastante el correcto funcionamiento de este sistema.

Algunos de estos errores pueden deberse a una falta de conocimiento, falta de compromiso, falta de planificación estratégica, o desinterés.

En este post, vamos a ver los diez errores más grandes que se cometen a la hora de implantar un Sistema de Gestión de la Calidad según la ISO 9001.

10 errores más importantes a la hora de implantar la ISO 9001.
Los errores más graves se centran en la falta de la visión completa de la empresa, falta de compromiso y implicación y la búsqueda exclusiva del sello que certifica la implantación de la ISO 9001.
 Cuando una empresa realiza la decisión estratégica de implantar una norma ISO, como puede ser un Sistema de Gestión de la Calidad según la Norma ISO 9001, debe tener cuidado de no caer en algunos errores que pueden dificultar la implantación o, incluso, imposibilitarla por completo.

Es por esta razón que vamos a proceder a indicar aquí cuales son los diez errores más graves que a nuestro juicio pueden trastocar la correcta implantación de la ISO 9001 en la empresa y que van a condicionar su correcto funcionamiento y su futuro, junto con la correcta recepción de los beneficios que se ofrecen.

La lista de estos diez errores más graves es la siguiente:

1.- Falta de visión completa de la empresa.
Los errores que se cometen en el momento de la implantación pueden dificultar la correcta finalización del proyecto.
Uno de los primeros y los principales errores se producen a la hora de la visión de la empresa como una serie de procedimientos. Es decir, se conoce a que se dedica la empresa y cuáles son los pasos generales que se dan para transformar una materia prima a un producto finalizado, pero a la hora de crear un mapa de todos los procesos se olvidan o se encuentra difícil describir todos los procesos de una forma clara y concisa. De esta dificultad, es de donde deriva un error en la documentación en la cual, por ejemplo, vemos una gran diferencia entre lo que se describe en la documentación de la ISO 9001 y lo que de verdad se realiza en la empresa.

Podemos ver que en la documentación de calidad de una empresa se describe un proceso con unos pasos perfectamente definidos pero luego, en la práctica, estos pasos siguen un ritmo completamente diferente, siguiendo rumbos extraños, repitiéndose etapas y extraviando información importante en el proceso. Esto es altamente contraproducente.

En el caso de la generación de los procedimientos debe tenerse mucho cuidado con la redacción de estos para evitar errores de comprensión, diseños engorrosos, falta de homogeneización de las metodologías utilizadas, lagunas de información, etc.

Por último, se puede observar que muchas empresas no dispone de una planificación estratégica adecuada y que falta la creación de organigramas y una asociación adecuada de funciones claras y concisas. Esta falta puede crear una duplicidad en algunas actividades ya que, al no tener claramente estipulados los aspectos que incumben a cada puesto, puede haber actividades que realizan dos personas a la vez y, por el contrario, pasos que nadie realiza.

2.- Falta de compromiso e implicación.

En muchas ocasiones, la dirección de la empresa es la que decide la implantación del Sistema de Gestión de la Calidad según la Norma ISO 9001 y son ellos los primeros que sufren una falta de implicación y compromiso.

Esta falta de implicación hace que sus empleados perciban que no es necesario poner su compromiso y su trabajo en atender y seguir los procedimientos que se han indicado en el Sistema de Gestión de la Calidad y hace que empiecen a tomarse ciertas licencias, inicialmente pequeñas pero que van avanzando, sobre el compromiso de la calidad en la organización.

3.- Falta de formación y de recursos.

Muchas veces la empresa, o bien desconoce el potencial y los recursos de que dispone, o no los utiliza adecuadamente. Por ejemplo, nos encontramos que el personal que dispone de la formación adecuada no dispone de la responsabilidad correspondiente, sino que se encuentra en otro sector de la organización.

De esta forma, conseguimos que el personal verdaderamente cualificado no esté trabajando para lo que está preparado y personal que no ha recibido esta preparación esté haciéndose cargo de puntos y aspectos que no entiende.

4.- Búsqueda exclusiva de reducción de costes.

Un error muy grave es pensar que usando un Sistema de Gestión de la Calidad conseguimos una reducción sustancial de los costes. Es cierto que los gastos en costes se reducen ya que usamos adecuadamente todo el material y potencial de que se dispone, eliminando los desperdicios, errores, etc.

Sin embargo, este no es único beneficio que aporta la Norma ISO 9001 y no debemos buscar únicamente este fin olvidándonos de aspectos muy importantes, como la mejora del servicio y/o producto, gestión eficaz, mejora competitiva, etc.

5.- Interés exclusivo en el certificado.

Otro error muy común, y que crea varios problemas, es que la empresa sólo implante un Sistema de Gestión de la Calidad según la ISO 9001 buscando únicamente conseguir el certificado.

Esto hace que solo se vean los procedimientos y las medidas de calidad como pasos para conseguir este certificado, pero en cuanto se llega al final ya no se cultivan estos pasos y se olvidan, consiguiendo así la empresa exhiba un título y asegure a sus clientes que va a ofrecer un servicio con una calidad, que luego no es acorde con la realidad.

6.- Desinterés, resistencia al cambio y resistencia a la participación activa.

Siempre que se implanta un Sistema de Gestión de la Calidad en las empresas se suele producir una cierta resistencia al cambio que si no es controlada y no se generan las medidas oportunas puede provocar un efecto de resistencia en toda la empresa y una actitud a la defensiva que sólo va a dificultar la implantación efectiva.

Por otra parte, en muchas empresas, se observa una actitud de reticencia en el momento de promover, considerar y aceptar que los trabajadores formen parte activa de la implantación del Sistema de Gestión de la Calidad según la Norma ISO 9001, consiguiendo así que los empleados no se vean parte de la empresa y no acepten los cambios ni se muestren participativos.


7.- Designación de un Responsable de Calidad sin autoridad real.

Como ya dijimos en el primer punto, debemos de decidir quién va a ocupar el puesto de Responsable de Calidad y se deben definir cuáles son sus actividades, pero no sólo deben ser dichas al propio responsable sino que toda la empresa debe conocerlas para saber cuáles son las competencias de cada puesto y a quien deben preguntar y acudir en caso de un problema o de una duda.

8.- Falta de objetivo claro.

Se debe marcar unos objetivos claros y seguirlos, por qué si no sabemos hacia donde nos dirigimos no conseguiremos llegar a ningún sitio.

9.- Inadecuado sistema de medición.

Cuando se aplican los sistemas para medir y saber el estado de aplicación del Sistema de Gestión de la Calidad según la ISO 9001, tenemos que utilizar un sistema que comprendamos y manejemos de forma fácil y rápida. De nada sirve que utilicemos un sistema de medición muy sofisticado, si no sabemos cómo leer los resultados que de él se derivan.

Muchas veces los sistemas más simples, pero bien dirigidos y con las preguntas adecuadas, nos aportan las respuestas y valores necesarios para saber si la dirección que elegimos es la correcta y si los pasos que seguimos son los adecuados.

10.- Falta de conocimiento del Sistema de Gestión de la Calidad según la Norma ISO 9001.

Muchas veces las empresas se embarcan en el trabajo de implantar la Norma ISO 9001 sin conocer exactamente cuáles son sus beneficios, que nos aporta, que hace falta para implantarlo y como hay que hacerlo.

Para ello siempre es aconsejable hablar con profesionales, como SBQ Consultores, que les proporcionan toda la información que necesita sobre el Sistema de Gestión de la Calidad según la Norma ISO 9001 y les ayudarán a realizar la elección que mejor se ajuste a sus necesidades y sus expectativas, aportándole el máximo de beneficios y ventajas.

Tomado de: http://www.sbqconsultores.es/

NORMA ISO 17025 ¿CUÁLES SON LOS REQUISITOS GENERALES PARA LA COMPETENCIA DE LOS LABORATORIOS?


La norma ISO 17025 ha sido diseñada para que se utilice en los laboratorios de ensayo y calibración cuando se llevan a cabo los sistemas de gestión para sus actividades de calidad, administrativas y técnicas. 

Se trabaja bajo estándares de la norma ISO 17025 por lo que se reconoce la competencia técnica y la validez de todos los resultados, es necesario responder a las exigencias de los organismos o entidades y se dota de credibilidad ante los clientes.


La norma ISO 17025

La norma ISO 17025 proporciona los requisitos necesarios que deben cumplir los laboratorios de ensayo y calibración, se facilita la armonización de criterios de calidad. El objetivo principal de la norma es garantizar la competencia técnica y la fiabilidad de los resultados analíticos. La norma ISO 17025 contiene los requisitos de gestión y los requisitos técnicos que inciden sobre la mejora de la calidad de trabajo llevado a cabo en los laboratorios. 


Favoreciendo la creación de un conocimiento colectivo, facilita la integración del personal, y un profundo conocimiento interno de la empresa, proporciona flexibilidad en la adaptación a necesidades y cambios del entorno. Estos requisitos son utilizados como herramientas para la difusión de un conocimiento colectivo, que mejora la integración del personal, proporciona flexibilidad en la adaptación a cambios del entorno y permite detectar problemas para su resolución anticipada. La acreditación del laboratorio será el reconocimiento formal de la competencia y capacidad técnica para realizar diferentes análisis específicos.

Estructura y Contenidos ISO 17025

El principal objetivo que persigue la norma ISO 17025 es garantizar la competencia técnica y la fiabilidad de los resultados analíticos. Para ello sirven tanto los requisitos de gestión como los técnicos que inciden sobre la mejora de la calidad de trabajo llevado a cabo en el laboratorio.

Razones para implantar un sistema ISO 17025

Los motivos importantes para implementar la norma ISO 17025 en un laboratorio de ensayo o calibración pueden ser muy variadas, aunque las más habituales pueden ser las especificadas:

Incrementar la confianza de los clientes

La confianza de los clientes en los resultados que aportan los ensayos o el proceso de calibración aumentan si ha sido realizado por un laboratorio de ensayo o calibración acreditado para dicha actividad.

Si un laboratorio de ensayo o calibración cumple con todos los requisitos de la norma ISO 17025 significa que el laboratorio cumple con los requisitos de competencia técnica y los requisitos del sistema de gestión que son necesarios para que el laboratorio proporcione de forma coherente todos los resultados validos técnicamente.

La norma #ISO17025 proporciona los requisitos necesarios que deben cumplir los laboratorios

Reducir costos

Si al implementar la norma ISO 17025 reducimos la repetición de ensayos o calibraciones, reducir costes, etc. Además debemos tener en cuenta el coste de la pérdida de imagen ante los clientes.

Incrementar la productividad

La implantación de la norma ISO 17025 incrementa la productividad general del laboratorio debido a los siguientes aspectos:
  • Clara identificación y revisión de los requisitos de los clientes
  • Normas y documentación actualizada
  • Reducir la repeticiones de las calibraciones o ensayos
  • Mejorar las competencias del personal
  • Tratar y conseguir la disminución de los errores
  • Conseguir una disminución de quejas y reclamaciones de los clientes
  • Realizar diferentes analíticas que por ley exigen estar acreditados bajo la norma ISO 17025
Competencia

La implementación de un sistema de calidad bajo la norma ISO 17025 es una diferencia competitiva. Si el laboratorio de ensayo y calibración dispone de acreditación en ISO 17025, puede tener más posibilidad de llegar a determinados clientes.
Exigencias del cliente

Este es uno de los motivos más comunes para implantar un Sistema de Gestión de Calidad según la norma ISO 17025. Las organizaciones de mayor volumen de facturación o las de presencia internacional suelen valorar que los laboratorios de ensayo o calibración a los que contratan tengan la acreditación en ISO 17025. En algunos casos es obligatorio para poder trabajar con ellos.

Al implantar y acreditar un Sistema de Gestión de Calidad según la norma ISO 17025 el laboratorio será evaluado de forma anual por una entidad de acreditación, es decir, una entidad independiente que controla una vez al año el sistema de gestión de la empresa sin que esto suponga un coste para el cliente. Por otra parte es una de las diferentes formas de filtrar entre todos los proveedores. Una empresa acreditada bajo la norma ISO 17025 demuestra que cuenta con estabilidad financiera y de gestión.

Exigencias de un concurso público

Este motivo para implementar la norma ISO 17025 es el mismo motivo de antes pero cuando el cliente es una administración pública o con suficiente volumen y prestigio para seleccionar a los proveedores mediante concurso abierto o restringido a un número determinado de laboratorios de ensayo o calibración.


Tomado de: http://www.isotools.com.co/

lunes, 24 de julio de 2017

6 FORMAS DE LOGRAR UNA EXCELENTE EJECUCIÓN DE LA ESTRATEGIA

Las organizaciones suelen encontrar problemas a la hora de materializar sus estrategias. 
Existen varios factores que influyen en la mala ejecución de las mismas, como el trabajo diario, la carencia de disciplina a la hora de ejecutar o la comunicación deficiente de la estrategia al resto de la organización. 


En este contexto, cabe preguntarse: 

¿Qué es una ejecución estratégica excelente? 

Básicamente, podemos definir esta expresión en tres grandes rasgos:
  1. Alcanzar resultados excelentes obtenidos de la implementación de una definición estratégica concreta.
  2. Garantizar un impacto duradero y sostenido en el desempeño de la organización.
  3. Ejecutar de forma distinta e innovadora, así como saber perfeccionar esta capacidad de ejecución.
El objetivo de toda organización que ha invertido recursos en una buena definición estratégica es ver resultados en sus beneficios. Ésto pasa por una óptima ejecución de la estrategia. Para alcanzar dicho objetivo, se proponen seis acciones:

1. Crear una estrategia que entusiasme a toda la organización

A muchas organizaciones les resulta complicado comprender que la estrategia debe suponer un cambio de paradigma. Es importante afrontarla con actitud largoplacista e innovadora y no centrarse en una mentalidad operativa, si no estratégica. Uno de los principales problemas de las organizaciones es que desarrollan estrategias poco atractivas y nada innovadoras. Esto provoca que las personas que deben materializarlas posean un bajo índice motivación y carezcan de la pasión necesaria para ejecutarlas.



2. Diseñar acciones para la ejecución pensando en el impacto, en los resultados y en el aprendizaje

A menudo existen planes y proyectos que no están alineados con la estrategia, indicadores y objetivos aislados de los recursos, o bien organizaciones que diseñan su estrategia basándose en el presupuesto. De hecho, es el mismo presupuesto el que marca las acciones de ejecución, incluso por encima del impacto en los resultados. De igual manera, hay empresas que centran la ejecución en la mera acción más que en busqueda de la efectividad.

La buena ejecución se alcanza bajando la estrategia a objetivos y metas medibles, y éstos a proyectos que la accionen.

3. Concebir el liderazgo como elemento motivador

La figura del líder en la ejecución de la estrategia es de vital importancia, pues en gran medida, el éxito de ésta depende de él. Es fundamental entender el liderazgo como un elemento motivador para el equipo. Un buen líder debe transmitir esperanza y pasión por una correcta ejecución y nunca debe usar la obligación o el temor como armas para alcanzar los objetivos, puesto que suelen conseguir el efecto contrario.

4. Prevenir con un sistema de alertas tempranas

Un buen SAT (Sistema de alertas tempranas) debe estructurarse basándose, además de en indicadores de resultados, en aquellos que manifiesten alertas tempranas. Por ejemplo, para una ejecución excelente se torna fundamental contar no sólo con indicadores sobre las ventas, sino también con indicadores que nos predigan las ventas del futuro. Esta información nos permitirá actuar con suficiente tiempo para evitar resultados negativos en los indicadores de resultados venideros.



5. Establecer hábitos en cuanto a las reuniones de revisión de resultados

El objetivo principal de estas reuniones debe ser la revisión de los resultados, los indicadores que muestran la predicción de dichos resultados, y en caso de que sean negativos, averiguar cuáles son las causas y diseñar las acciones necesarias para evitar que se repita en el futuro. La duración ideal para estas sesiones es de una hora como máximo. No debemos perder de vista que el enfoque es siempre la orientación hacia el aprendizaje y la investigación de causas de los errores.

Como sugerencia, es positivo acudir a las reuniones habiéndolas preparado previamente con un documento que muestre visualmente la siguiente información:

  • Esquina superior izquierda: Un indicador de resultado concreto y su evolución temporal.
  • Esquina superior derecha: El indicador o indicadores que predecían este resultado.
  • Esquina inferior izquierda: Una lista de las causas en las que radica el resultado del indicador.
  • Esquina inferior derecha: Una lista de acciones acometidas para atacar a estas causas de origen.
6. Plantear la información con enfoque a la toma de decisiones

Generalmente, se presenta la información de tal manera que no impulsa la toma de decisiones. Existe poco análisis y un exceso de operativa en los planteamientos, que frecuentemente son planos y poco visuales. Esta forma de presentar los datos dificulta la interpretación y hace que directores y ejecutivos se encuentren con dificultades a la hora de tomar buenas decisiones. Debemos presentar la información de forma “accionable”. 

Esto se consigue mediante infografías y gráficas que muestren los datos de la forma más visual y sencilla posible, facilitando la rapidez en su interpretación y la percepción de las relaciones existentes entre los diferentes elementos.


Tomado de: https://www.isotools.org

GESTIÓN DOCUMENTAL EFICAZ EN CENTROS EDUCATIVOS

Debido al inumerable papeleo que cada día se lleva a cabo en los centros educativos, estos deben contar con un sistema de archivo eficaz y eficiente, que todos los miembros del centro conozcan y al que puedan acceder cuando necesiten algún documento que consultar o formulario que cumplimentar.
Más importante es si cabe tener en cuenta los requisitos de documentación que exige la norma, indicando que el Sistema de Gestión de la Calidad debe incluir:

  • Declaraciones documentadas de una política de la calidad y de objetivos de la calidad,
  • Un manual de la calidad,
  • Los procedimientos documentados y los registros requeridos por esta norma internacional, y
  • Los documentos, incluidos los registros que la organización determina que son necesarios para asegurarse de la eficaz planificación, operación y control de sus procesos.
Los software de automatización de sistemas de gestión existentes en el mercado permiten organizar la documentación mediante la creación de una estructura compuesta por Librerías, áreas, categorías y carpetas.

Teniendo en cuenta lo comentado hasta ahora, los centros deberían organizar sus documentos teniendo en cuenta la Documentación general del Centro, la Documentación por Departamentos e incluso la Documentación Estratégica.

Dentro de la Documentación de Centro, se encontrarán los diferentes manuales de centro como el Manual de calidad, y dentro del mismo o en documento separado, la Política de calidad y los Objetivos de calidad.

Dentro de la Documentación por Departamentos, se dedicaría un área a cada departamento y dentro de ellas una carpeta para las programaciones, actas, informes,…

Y dentro de la Documentación Estratégica, se incluiría todo lo relacionado con los procedimientos que se hayan definido para el SGC. Se podría dedicar un área a cada tipo de proceso, y una carpeta en cada una con todos los procedimientos de cada uno.

En todas las áreas, lo más conveniente sería distinguir entre los documentos vigentes y los obsoletos. Por tanto, se crearían dos categorías, una llamada Vigente y otra llamada Obsoleto. En esta segunda se irían pasando las versiones antiguas de los documentos. Y siempre podríamos acceder a ellas para realizar las consultas pertinentes.

La norma también estipula que todos los documentos SGC pasen por unos circuitos de elaboración, revisión y aprobación.

Con el software, todo documento podrá asociarse a un circuito previamente configurado, mediante el cual, hasta que cada responsable de elaboración, revisión y aprobación, no elabore, revise y apruebe el documento, ninguna otra persona tendrá acceso a él.

Cuando un centro decide certificarse en calidad ISO9001, debe tener en cuenta que no es una acción aislada de un trabajador, sino que es una decisión que implica el compromiso y participación de todo el personal, para conseguir no sólo una certificación, sino una mejora continua en la labor del centro y un camino hacia la excelencia.

Del mismo modo, no hay que tratar la documentación del SGC aislada del resto de documentación del centro. La documentación del centro es un todo que hay que organizar de forma fácil y sencilla para todos los usuarios.

El software además, permite reducir el uso de papel prácticamente al 100%, ya que todos los documentos pueden consultarse a través de la herramienta sin necesidad de imprimirlos. Y también permite rellenar los formularios de actas, por ejemplo, directamente, sin que tenga que crearse un documento externo.

Por tanto, como ventajas de la creación de una estructura documental podemos decir las siguientes:
  • Sistema integrado de documentación, todos los documentos en un mismo lugar
  • Acceso inmediato al documento
  • Cumplimentación de formularios desde la herramienta
  • Cero papel
  • Cada usuario accede a los documentos que le corresponde
  • Los documentos pasan por elaboración, revisión y aprobación de los responsables.
Tomado de: https://www.isotools.org